Destacadas

lunes, enero 11, 2021

Gerente del Imdri en el ojo del huracán

El hecho que el Deportes Tolima no pueda jugar en Ibagué contra el Atlético Nacional, debido al robo de cableado del sistema de iluminación del estadio Manuel Murillo Toro y la compra de una camioneta de alta gama por parte del Imdri, ha puesto en aprietos al gerente de este Instituto de Deportes de Ibagué.
Gerente del Imdri en el ojo del huracán

El Imdri, Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué es otra entidad que no ha podido levantar cabeza en el gobierno del alcalde Andrés Hurtado.

La situación empieza a enredarse desde el mismo momento que se nombra la primera gerente Saily Ibáñez, sobre quien recayeron grandes expectativas, pero que con el paso de las semanas se fueron diluyendo hasta el punto de salir por la puerta de atrás.

En su reemplazo se designa Wilmer Andrés Rodríguez, quien no se pudo posesionar debido a que no cumplía los requisitos para asumir el cargo, vino luego el encargo del secretario de Gobierno, Carlos Portela, hasta que en junio se nombra a Alejandro Ortiz.

Se creía que con la llegada de Ortiz, la situación de la entidad alcanzaría la estabilidad requerida para afrontar los compromisos internacionales adquiridos como Campeonato Suramericano Sub 20 de Fútbol, hoy suspendido, y el Campeonato Panamericano de Patinaje previsto para finales del presente mes.

Pero la aparición en los últimos días de críticas por parte de algún sector deportivo de la ciudad hacia la gestión de Alejandro Ortiz ha puesto de nuevo en evidencia la fragilidad de este Instituto en la era de Hurtado.

Lo último es la denuncia que recorre las redes sociales sobre una supuesta compra de un vehículo de alta gama por el cual se habría invertido una suma importante de dinero. El vehículo al parecer será destinado a la gerencia del Imdri.

Este hecho por supuesto ha causado malestar en algunos dirigentes deportivos, uno de ellos que pidió reserva de su nombre dijo que “si es cierto que el vehículo adquirido tuvo un costo superior de 150 millones de pesos, es un exabrupto, una exageración. El Imdri es una entidad con escasos recursos, si van a comprar y necesitan un carro, compren uno económico, además ya es hora que los funcionarios entiendan que no pueden seguir feriando la plata que por impuestos paga la gente”, dijo.

Hasta el momento se le ha cuestionado al gerente Ortiz su silencio sobre esta situación, pues no ha salido a afirmar o desmentir las acusaciones, lo mismo que sobre lo sucedido con respecto al robo de cable del estadio Manuel Murillo Toro. El Cronista.co trató de comunicarse con el gerente Alejandro Ortiz para conocer de primera mano la versión de los hechos, pero no fue posible que respondiera los llamados.



También te puede gustar...