Entrevistas

domingo, mayo 17, 2020

¿La nueva mentira del alcalde Hurtado?

ENTREVISTA. El Cronista.co en diálogo con el concejal Rubén Darío Correa, pudo establecer el verdadero concepto que emitió el Ministerio de Hacienda sobre el empréstito de $105.000 millones que solicitó el alcalde Andrés Hurtado. La información dista mucho de la versión que divulgó la Alcaldía de Ibagué. Por Alejandro Hernández y Henry Rengifo
¿La nueva mentira del alcalde Hurtado?

Por invitación del concejal Rubén Darío Correa, la jefe de la dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda (DAF), Ana María Villa, asistió a la sesión virtual del Concejo de Ibagué el pasado jueves. El motivo de su intervención fue emitir su concepto acerca de la viabilidad que tiene el multimillonario empréstito solicitado por el alcalde Andrés Hurtado.

Al respecto, la Alcaldía difundió un comunicado oficial dando cuenta del supuesto ‘espaldarazo’ que el Ministerio le había dado a su proyecto de endeudamiento. Sin embargo, el concejal Correa demuestra lo contrario. De esa manera, deja una vez más al descubierto lo que al parecer se ha vuelto costumbre en la administración de Hurtado: polémicas, producto no solo de sus constantes equivocaciones, sino de la distorsionada manera como presenta los hechos.  

Rubén Darío Correa, quien está demostrando un liderazgo en el control político de esta corporación, como no se veía desde hacía mucho tiempo, expuso a El Cronista.co, el verdadero balance del Ministerio de Hacienda. Con audios prueba su versión.

El Cronista.co: ¿Qué opina ante la versión de la Alcaldía, que aseguró en un comunicado oficial, que la jefe del DAF le había dado luz verde al empréstito por $105.000 millones?

Rubén Darío Correa: La respuesta de la doctora Villa no la publicaron completa y fue sacada de contexto. Ella, al escuchar a la Administración decir que con los indicadores que tiene para sustentar el crédito, las proyecciones que maneja al largo plazo y las desestimaciones que hace respecto a la crisis futura derivada de la emergencia por el coronavirus, que la ciudad no se afectaría para nada, que no pasaría nada grave, entonces ella, con todo esto dijo que si fuera concejal de Ibagué aprobaría el crédito.

EC: ¿Cómo interpreta Usted Concejal esa respuesta?

R.D.C. Para mí, ella lo expresó de manera irónica y la Alcaldía decidió tomarlo y publicarlo como un espaldarazo, cosa que no fue así. Porque no es posible, con las proyecciones que hace el secretario de Hacienda, de que se trate de decir que Ibagué va a ser la única ciudad de Colombia que no será afectada económicamente por la emergencia derivada del virus. La doctora Villa hizo graves advertencias que se quieren pasar por alto.

“La respuesta de la doctora Villa no la publicaron completa y fue sacada de contexto… Para mí, ella lo expresó de manera irónica y la Alcaldía decidió tomarlo y publicarlo como un espaldarazo, cosa que no fue así”.

EC: ¿Qué advertencias, por ejemplo?

R.D.C. Acá transcribo la frase completa de la funcionaria del ministerio de Hacienda para que así se concluya:

A excepción de Ibagué, el resto de Colombia está en emergencia, porque me acaban de decir que la administración dice que no se le van a afectar los ingresos. Entonces allá todo el mundo está pagando predial, ICA, están todos normales, que esa es como la presentación que están dando, y que por esa razón no va a modificar el Plan de Desarrollo, luego no habrá modificación del Plan de Inversiones. Entonces yo siendo concejal de Ibagué ¿qué haría?, bueno, dada la información señor alcalde que usted nos está dando que no tiene ningún tipo de emergencia ni de crisis, pues, mire a ver, muéstrenos el flujo con el que va a pagar el nuevo crédito, y en el marco fiscal debe estar a 10 años, si, pues el marco fiscal se hace a diez años, entonces, que no vaya a poner al municipio de Ibagué, en situación de acogerse a un acuerdo de pasivos, a una ley de quiebras. ¿Por qué? Pues porque dijo que no tenía ningún tipo de emergencia, que no tenía riesgo, con eso ustedes le aprobaron un cupo, y seguramente pues yo no sé si vaya o no a conseguir”.

EC: ¿Podría señalarle a los ibaguereños cuáles fueron las apreciaciones acerca de los indicadores brindados por la Secretaría de Hacienda…

RDC: Ana Lucía Villa subrayó que las proyecciones de la Secretaría son tan ligeras y poco aterrizadas para lo que viene en materia financiera y social, que le dijo al secretario Alfonso que éste le había dado una ‘excelente noticia’: que Ibagué no va a requerir de apoyos de la nación en el futuro (?). Esto lo considero delicado porque, por estar justificando con proyecciones y realidades equivocadas este empréstito, de pronto el gobierno Duque le coja la caña al secretario Leopoldo Alfonso y nos cierre las posibilidades de nuevos recursos. Para probarlo acá consigno el cruce de palabras entre el secretario y la directora de la DAF:

 “ANA LUCÍA VILLA: señor presidente, es para aclararle al secretario de Hacienda dos cosas: la herramienta Covid no la mandó planeación nacional sino la dirección de apoyo fiscal del ministerio de Hacienda. Eso no lo mandó Planeación sino nosotros. Precisamente para identificar en que entidades territoriales iba a haber necesidades de apoyos de la nación. Usted me da una excelente noticia, que ya se la transmito a todos mis compañeros, de que Ibagué no va a requerir apoyos de la nación. Cosa que me tranquiliza mucho. Porque usted me dice que holgura de indicadores y demás y de verdad de que eso…

LEOPOLDO ALFONSO- (interrumpe): doctora que pena yo no he dicho eso…

ANA LUCÍA VILLA: usted acaba de decir que los indicadores, que tiene holgura en los indicadores. ¿O no?

LEOPOLDO ALFONSO: digamos que eso es con relación al cumplimiento de los niveles de…

ANA LUCÍA VILLA: por eso…

LEOPOLDO ALFONSO: pero eso no traduce que el municipio no requiera recortes y creo que en el ministerio de Hacienda hay una solicitud dirigida al Presidente de la República donde nosotros presentamos una información y unos datos estadísticos y una metodología con el objetivo de obtener la proporcionalidad de los recursos del FOME….

ANA LUCÍA VILLA: doctor perdóneme, ¿Cuáles son los datos ciertos, los que me mandaron en el oficio o los que le presentó al Concejo?”.

“Las proyecciones de la Secretaría son tan ligeras y poco aterrizadas para lo que viene en materia financiera y social, que le dijo al secretario Alfonso que éste le había dado una ‘excelente noticia’: que Ibagué no va a requerir de apoyos de la nación en el futuro (?)”.

EC:  La Alcaldía comunicó que, “el secretario de Hacienda Leopoldo Alfonso Lannini, resaltó que pese a la emergencia social y económica ocasionada por el Covid-19, el Municipio reúne los requisitos establecidos en la ley 819 para acceder a este crédito ordinario”, ¿Cómo lo interpeta?

RDC: Las cifras no me cuadran. El crédito se promete pagar pignorando dos rentas: la sobretasa a la gasolina y el ICA. De la primera, que es la tercera renta en importancia, el secretario Alfonso omitió dar cualquier información a la doctora Villa, menos la cifra actualizada de recaudo. ¿La razón?, creo firmemente que el funcionario sabe que la sobretasa a la gasolina se cayó a partir del confinamiento de la población, porque ya no hay transporte de carga, está disminuido el transporte público y privado, entonces no puede estimar que no se afectarán los ingresos cuando la sola sobretasa tiene dos impactos: hay menos consumo por un lado y se cayó el precio de la gasolina por el otro.

EC. ¿Y en cuanto al ICA?

RDC. En lo del ICA, se correrá una suerte similar. En este 2020 los empresarios aún no lo pagan en la totalidad porque no tienen plata. Se estima que el recaudo este año no sobrepasará los $50.000 millones. El Secretario convenientemente explicó solo que al comparar a 30 de abril del 2020 con el mismo periodo del 2019 tiene un 105% del recaudo, pero esa no es estimación actualizada cuando en realidad los efectos del coronavirus deben medirse, por lo menos a 30 junio, y para esa fecha ya Fitch Ratings deberá hacer una cruda radiografía de la situación con una nueva calificación, algo a lo que Alfonso estratégicamente no se quiere exponer. Y ¿Por qué no quieren modificar los ingresos? Porque al hacerlo, se baja el cupo de endeudamiento. En esto tengo una certeza: si hay crisis en las finanzas privadas, habrá crisis en las finanzas públicas. Y el Secretario Alfonso no lo ha aceptado. En su informe a la doctora Villa, solo se dedicó a proyectar el predial, cuando jamás el Concejo lo ha pignorado.

“La directora de la DAF repitió varias veces que los únicos créditos que están teniendo aprobaciones y visto bueno del Ministerio son para atender todos aquellos hechos que se derivan de la emergencia por Covid19, y que en tal sentido el Alcalde Hurtado tiene que replantear las obras o proyectos en virtud de la emergencia”.

EC: ¿Es cierto, que el Plan de Desarrollo Ibagué Vibra 2020-2023 fue bien visto por la jefe de la DAF en cuanto a los proyectos de alto impacto, como aseguró la Alcaldía?

R.D.C. No es cierto. La directora de la DAF repitió varias veces que los únicos créditos que están teniendo aprobaciones y visto bueno del Ministerio son para atender todos aquellos hechos que se derivan de la emergencia por Covid19, y que en tal sentido el Alcalde Hurtado tiene que replantear las obras o proyectos en virtud de la emergencia. Es más, advirtió sobre un decreto regulatorio que está listo para ser publicado desde presidencia para los próximos días.

EC: ¿Quiere decir, que tal como está planteado desde la Alcaldía, usted lo ve incierto?

R.D.C. La doctora Ana Lucía Villa recalcó que si este crédito de los $105 mil millones es para dotación de hospitales, para provisión de elementos a todo el personal de atención médica, para compra de pruebas o los insumos para hacer pruebas del Covid, deberíamos de darle las autorizaciones. Pero si esto es para financiar un Plan de Desarrollo en el que no sabemos si lo va a poder ejecutar o no, entonces pues obviamente requiere, al ser un crédito ordinario, la calificación de riesgo actualizada, su incorporación en el Marco Fiscal de Mediano Plazo y adicionalmente un cuadro de fuentes y usos para saber en qué es que se va a gastar cada peso del crédito, situación que solo la conocemos por partidas globalizadas y sin estar radicadas ni viabilizadas en el Banco de Proyectos.

EC: ¿Cómo visualiza el Concejo en esta situación?

R.D.C. Hay una cosa riesgosa acá para todo el Concejo que debo advertir: El proyecto de acuerdo está mal sustentado y deja abierta la puerta, como está presentado, para hacer incurrir en dos prevaricatos a nosotros los concejales: el primer posible prevaricato, porque jamás se lleva al Concejo un Acuerdo para aprobar cupos de endeudamiento, eso es potestad de las calificadoras de riesgo y es equivalente a coadministrar; y el segundo, al aprobar empaquetada la autorización del contrato de empréstito, sin tener el lleno de los requisitos consignados en el acuerdo 017 de 2016 como también nos lo advirtió Ana Lucía Villa. Personalmente, creo que en materia disciplinaria, en lo primero podría tipificarse como falta grave y exponernos a una suspensión; en lo segundo, falta gravísima y su consecuencia sería destitución. Pregunto, ¿es justo someter a mis compañeros a ese riesgo?

EC: ¿Qué otra situación observa delicada en este asunto?

R.D.C. Sin duda, subestimar el grave estallido social que nos traerá la crisis por coronavirus y no aterrizar todos los esfuerzos en tratar de mitigarlos en virtud a las herramientas que dio el gobierno en el marco de esa emergencia social y económica, como nos están advirtiendo, es delicado. Se pretende que detrás de los enfermos, coman los alentados. Es decir, acá es inoportuno presentar un cupo de endeudamiento para obras de cemento como un repartidor vial de $40.000 millones cuando es preferible ese monto destinarlo todo para la salud o en ayudar a la reactivación económica directa a los microempresarios. Es claro que esa obra no se enmarca en la emergencia Covid19.

EC: ¿Cree que la Administración Municipal está embolatada en todo este proceso?

R.D.C. La Directora de la DAF además, en lo legal, fue clara en diferenciar que una cosa es un proyecto para solicitar un cupo de endeudamiento. Y otra un proyecto para solicitar autorización del crédito ordinario en virtud de obras viabilizadas y aprobadas en el Banco de Proyectos para apalancar el plan de desarrollo. Pero acá presentaron al Concejo en un solo proyecto el ‘dos en uno’. Para tratar de obtener en un solo trámite la autorización del endeudamiento y del crédito, y resulta que Ana Lucía Villa dijo que eran dos cosas distintas y necesitaban dos aprobaciones expresas y por separado por parte del Concejo. Y en una de ellas, ineludiblemente, la de autorizaciones para suscribir el crédito, a expensas de un acuerdo de 2016, debe tener un certificado de calificación de riesgo actualizado para este empréstito de $105 mil millones, que a todas luces es distinto al que tramitó el ex alcalde Jaramillo, por lo que debe expedirse otro. El que adjuntaron no les sirve.

EC: ¿Cuál es la claridad que se debe hacer frente a la calificadora de riego Fitch Ratings S.A., que emitió un certificado que ni siquiera fue aprobado en la administración de Jaramillo?

R.D.C. El certificado de la calificadora de riesgo debe ser actualizado. No es adecuado el que le expidió Fitch Ratings S.A. al ex alcalde Jaramillo por tres razones contundentes. Primero, porque así lo establece expresamente el acuerdo municipal 017 de 2016. Segundo, porque aunque el que presentó la Alcaldía de Hurtado se expidió a la anterior Administración en junio de 2019 y tiene vigencia de un año, el monto del crédito es distinto y las realidades económicas de la ciudad y el país hoy son otras a raíz de la pandemia, así esto no lo acepte el secretario Alfonso Lannini en sus proyecciones. Y tercero, porque la misma Fitch Ratings S.A., rebajó el pasado 1 de abril de 2020 la nota de riesgo soberano de Colombia de BBB a BBB-, y mantuvo su perspectiva en negativa, algo que está desconociendo el secretario de Hacienda de Ibagué.

Así lo informó la misma calificadora en un comunicado, en el cual detalló la rebaja, y agregó que refleja el probable debilitamiento de las métricas fiscales del país, por cuenta del menor desempeño de la economía causado por la fuerte caída de los precios del petróleo y los esfuerzos para combatir el coronavirus.

EC: ¿Cuál cree que son las principales falencias que tiene el proyecto de endeudamiento presentado por la administración de Hurtado? ¿Tiene fortalezas?

R.D.C. Entre las falencias señalo tres tipos: jurídicas, financieras y sociales. En la primera, está tramitando un proyecto de cupo de endeudamiento unido a las autorizaciones de crédito, cuando son dos cosas distintas; entonces aprovechan la ambivalencia para decir que por ahora no necesitan el certificado de la calificadora de riesgo actualizado, pero resulta que la Administración no volverá al Concejo porque piensan acordar directamente con los bancos un contrato de crédito y allí no podremos realizar el control político para que todo esté en regla y las condiciones sean favorables al Municipio. En esto exponen al Concejo a un alto riesgo jurídico.

En lo segundo, pretenden dejar a la ciudad en el techo de endeudamiento con proyecciones arriesgadas de solo un 18,7% de disminución de rentas en los próximos años, algo exageradamente optimista, cuando hasta hace poco el mismo secretario de Hacienda, en el balance de los primeros 100 días del gobierno Hurtado, se quejaba de una situación calamitosa en material financiera heredada de la administración Jaramillo, algo que resulta incongruente.

EC. ¿Y cuál es la tercera falencia?

RDC. Desconocer los graves padecimientos económicos que se nos vienen encima, en materia de desempleo y crisis en los bolsillos de los hogares. ¿Cómo vamos a pagar impuestos si los ciudadanos no tendrán ingresos? En un foro económico de este fin de semana a expensas de la Universidad de Ibagué se conoció por ejemplo que el desempleo en Ibagué se calcula a final de este año entre el 20 y 25%. La caída del PIB local se estima entre el 5 y 6%, la disminución de los ingresos del municipio se prevén, cercanos a los 45.000 millones de pesos y la pérdida del tejido empresarial (restaurantes, bares, tiendas, entre otros) en un cálculo optimista llegaría al 22%. Si nuestras empresas quiebran, no habrá recaudo de ICA ni en 2020, ni en 2021 ni en 2022.

EC: ¿Y fortalezas?

R.D.C. En las fortalezas, rescato la intención de inyectarle algunos recursos en lo que es de altísima prioridad hoy: la salud y a la terminación del acueducto complementario para así llevarle agua a los barrios del sur.

EC: ¿Cuáles piensa usted que deberían ser las principales apuestas y propuestas del plan de Desarrollo de Ibagué para los próximos cuatro años, teniendo en cuenta que, con lo de la pandemia lo que se viene va a traer cambios?

R.D.C. Las prioridades deben ser dos fundamentalmente: salud y reactivación económica. Pero esta última focalizada en inyectarle capital a la microempresa, al campo y al emprendimiento juvenil, todo para generar empleo. Allí debemos volcarnos. No tanto en obras de cemento donde el porcentaje de mano de obra de la región a utilizar es bajo y en donde crecen las posibilidades de que los de cuello blanco hagan de las suyas.

“Las prioridades deben ser dos fundamentalmente: salud y reactivación económica. Pero esta última focalizada en inyectarle capital a la microempresa, al campo y al emprendimiento juvenil, todo para generar empleo”.

EC: ¿Para usted, las obras de cemento hoy son prioridad, como lo sugiere el ingeniero civil Andrés F. Hurtado?

R.D.C. Por ejemplo en el empréstito que se quiere, con $40.000 millones proyectados en el repartidor vial de la 60, es preferible inyectarle vía préstamo $5 millones de pesos a 3.000 tenderos y a 5.000 microempresarios con la seguridad casi absoluta que ellos pagarían los recursos una vez se reactivaran con el capital semilla. Ayudemos hoy al tejido micro empresarial para que el municipio mañana sí pueda hacer repartidores viales y otras obras más. Hoy las políticas públicas deben de ir dirigidas a la supervivencia. El cemento hoy no es prioridad.

¿En términos generales, cuáles son las conclusiones que dejó la intervención de la jefa Ana María Villa en la sesión del Concejo, según el Concejal Rubén Darío Correa?

R.D.C. Muy enriquecedora. La mujer que más sabe de finanzas y situación fiscal de los entes territoriales en Colombia, nos dio todos los elementos para ejecutar nuestra función: control político a la actuación de una administración para que los escasos recursos del Estado sean bien invertidos en el marco de la difícil situación financiera del país y en beneficio de los ciudadanos. Nos recalcó que las prioridades deben centrarse en vencer al Covid19. Dejaré esas constancias de manera clara en la plenaria. Creo que quedamos notificados y advertidos.

“Por ejemplo en el empréstito que se quiere, con $40.000 millones proyectados en el repartidor vial de la 60, es preferible inyectarle vía préstamo $5 millones de pesos a 3.000 tenderos y a 5.000 microempresarios”.



También te puede gustar...