Destacadas

viernes, junio 04, 2021

Sobrecostos de 4 mil millones denuncia veeduría en proceso de Piscinas de la 42

Veedurías expresan molestia hacia la alcaldía porque no fueron tenidas en cuenta las observaciones técnicas formuladas al proceso de prepliegos para la licitación pública de la construcción de la nueva gradería y adecuaciones de las piscinas de la 42 en la ciudad de Ibagué.
Sobrecostos de 4 mil millones denuncia veeduría en proceso de Piscinas de la 42

Veedurías demuestran y, a la vez, denuncian que durante el proceso de pre pliegos para la licitación pública piscinas calle 42, el señor Ever Antonio Escobar Flórez, presentó, en calidad de veedor, cinco observaciones de carácter técnico, las cuales quedaron debidamente radicadas en la plataforma del SECOP II, y estas no fueron resueltas/respondidas en los cinco días de plazo establecido para dicho efecto.

En este sentido, la veeduría VAPI (Agua para Ibagué), cuestiona de manera fuerte a la secretaría de Infraestructura por haber vuelto a colgar la licitación de la construcción de las graderías y piscinas de la 42, mediante el sistema de selección abreviada.

En el presente caso, el uso por parte de la Alcaldía de Ibagué de la modalidad de “selección abreviada”, constituye, antes que la aplicación debida de un precepto legal, el uso de una argucia jurídica para eludir y evitar la discusión propuesta al proyecto de pliego de condiciones, como se hizo en el proceso licitatorio al no dar respuesta a las observaciones”, afirma la veeduría.

Agrega que con este sistema de contratación de selección abreviada se disminuye y dificulta la discusión del proyecto de pliego de condiciones “proceso que como todos saben disminuye los tiempos para presentación de observaciones y participación de posibles oferentes, a la mitad de los contemplados para la licitación pública”.

Insiste la veeduría VAPI que “en las actuaciones adelantadas por la Alcaldía de Ibagué en este proceso de contratación, se hacen evidentes el uso de argucias e interpretaciones amañadas del marco legal vigente, con la única finalidad de evitar dar respuesta completa e integral a las observaciones que se han planteado en el proceso, así como disminuir los tiempos de participación ciudadana”.

Afirma la veeduría VAPI que la importancia de la respuesta a las observaciones en los procesos de contratación estatal, constituye una de las principales garantías de aplicación del principio de transparencia consagrado en el artículo 24 de la Ley 80 de 1993.

De igual recalca la veeduría que la Alcaldía de Ibagué eludió responder las observaciones planteadas al proceso licitatorio y no contenta con dicho silencio, procedió a declarar desierto tal proceso y aprovecharlo para iniciar un proceso de selección abreviada con las mismas irregularidades obrantes en el proyecto de pliego de observaciones, irregularidades que se pusieron en evidencia con las observaciones presentadas al proceso.

Observaciones

Dentro de observaciones hechas por las cinco veedurías que vienen haciéndole seguimiento a los escenarios deportivos de Ibagué, a partir del desastre presentando en 2015, define las siguientes:

“Presupuesto inflado”. Señala que las demoliciones fueron realizadas en el año 2019 por el contratista HIDRIPAV, razón por la cual este item por valor de $13’492.368, no aplica, porque no existen demoliciones a ejecutar.

En lo referente a retiro de acero estructurales de cimentación preexistentes explica que no existen aceros a retirar, razón por la cual este item por valor de $118’825.951, tampoco no aplica.

En cuanto al relleno y afirmado granular, dicen en la observación que “Asumiendo una altura promedio para el relleno de 1.35 mts, el volumen total de este, con base a un área de 1.200 m2, sería de 1.620 m3. Razón por la cual, este item tiene un sobrecosto aproximado de $1’302’967.625.

En el retiro manual de material sobrante hasta el punto de cargue de las volquetas, precisa la observación que este item tampoco aplica porque el material sobrante de excavación es apto para ser utilizado en los rellenos, “por tal razón estamos frente a otro sobrecosto por valor de $ 19’273.975”.

Con respecto al retiro de escombros con cargue mecánico en el que se incluyen derechos a botaderos, “No se aprecian escombros a retirar, por tal razón estamos frente a otro sobrecosto por valor de $ 131’545.273.

En la actividad ensayo ultrasónico sobre pilote, “presenta un valor unitario exagerado, consideramos que no es necesario realizar estos ensayos, por ser los pilotes estructuras verticales monolíticas enterradas; por tal razón estamos frente a otro sobrecosto por valor de $56’315.432”.

En los aceros de refuerzo para el capítulo “Estructuras en concreto”, “ya están contabilizados en el presupuesto de obra, el valor de este ítem es una repetición. Por tal razón, estamos frente a otro sobrecosto por valor de $74’801.914.

“Muro de contención en concreto (escalera de conexión de parqueaderos a graderías), este muro está sobre valorado en la cantidad de obra a realizar, por tal razón el sobrecosto es de $ 91’728.365.

“Acero refuerzo flejado, este item está sobre valorado, el acero es de máximo 10.000 kg en total. Por tal razón el sobre costo es de $ 163’042.971 (la escalera es para acceder de los parqueaderos sótanos a la plazoleta).

Dentro “del suministro e instalación de estructura metálica gradería, según diseño, “esta estructura metálica para la cubierta de la gradería también se encuentra supremamente desfasada en su peso, en 40.000 kg en total (en el presupuesto figura con un peso de 85.000 kg). Por tal razón, estamos frente a otro sobrecosto por valor de $ 612’698.400”.

En el capítulo de instalaciones eléctricas, en el item urbanismo, “Las instalaciones eléctricas NO tienen obras de urbanismo (andenes, sardineles, vías, redes de acueducto, redes de alcantarillado, pozos de inspección, redes de gas), por tal razón este ítem no debe de existir y está valorado en la suma de $ 374’257.926”.

Señala VAPI que al realizar la suma de los valores analizados para los ítems relacionados anteriormente, “estamos frente a unos sobrecostos del orden de $ 3’937.347.902, hasta donde se examinó”.

Dice VAPI que en el capítulo concerniente a instalaciones eléctricas existen serias inconsistencias, lo que “da a entender que posiblemente la licitación se encuentra amarrada para un proponente, es imposible poder presupuestar el capítulo 1.11, correspondiente a instalaciones eléctricas; se observa claramente que esta licitación esta direccionada, no existe transparencia en muchas de las actividades a presupuestar”, concluye.



También te puede gustar...