Destacadas

jueves, mayo 20, 2021

Fracasó la licitación para las obras de las Piscinas Olímpicas de Ibagué

La licitación pública tuvo que ser declarada desierta por diversos errores que se advirtieron desde el inicio de la misma.
Fracasó la licitación para las obras de las Piscinas Olímpicas de Ibagué

El pasado 16 de abril la Alcaldía de Ibagué por fin abrió la licitación pública para la reconstrucción de las Piscinas Olímpicas de la Unidad Deportiva de la calle 42. Es decir, la administración de Andrés Hurtado tardó 15 meses en comenzar un proyecto que contaba con recursos desde la gestión de su antecesor Guillermo Alfonso Jaramillo. 

Pese a las demoras, que se suponía eran por motivos de cuidadosa planeación, la Alcaldía tuvo que declarar desierta la licitación en las últimas horas, debido a serios reparos y graves falencias que se denunciaron desde el inicio.

Hubo cinco veedurías, incluida la Liga de Natación del Tolima, que advirtieron sobre las irregularidades en la licitación y protestaron porque no se les tuvo en cuenta sus sugerencias al proyecto de las Piscinas Olímpicas. 
 
Las veedurías desde hace varios meses solicitaron que los planos y diseños de las Piscinas se ajustaran a las normas de la Federación Internacional de Natación (FINA). Sin embargo, para su descontento la administración del ingeniero Andrés Hurtado no los tuvo en cuenta. 

"En el pliego licitatorio que, se supone bien estudiado y documentado debido a la importancia del objeto contractual, se involucran archivos como: archivos de otros escenarios deportivos que nada tienen que ver con la licitación. Archivos que por línea de tiempo no aportan información actualizada sobre áreas a intervenir y registro fotográfico que no evidencia la realidad actual del estado del escenario”, reclamaron en su momento las veedurías.

Las adecuaciones de las Piscinas y la reconstrucción de sus graderías, costarán alrededor de $13.800 millones, de acuerdo con la Secretaría de Infraestructura de Ibagué. Con relación al presupuesto, las veedurías señalaron que "presentan cantidades para actividades a ejecutar, sacadas de los cabellos, bestialmente exageradas, algunas se encuentran repetidas en muchos capítulos y en ningún momento concuerdan con los diseños subidos al SECOP II como su complemento”.

Adicional a eso, la licitación de las Piscinas presentaba errores graves en la proyección de sus cimientos, según las veedurías. Lo que denota falta de planeación, pese a que se tardaron más de un año en abrir la licitación. .

"Tres diseños arquitectónicos diferentes para el mismo escenario, evidenciado esto en los planos subidos en la documentación aportada y donde se ve cómo extrañamente la parte Eléctrica, Voz y Datos, están diseñados sobre una distribución Arquitectónica diferente a la Red Hidráulica y algunos espacios cambian su funcionalidad”, indicaron en su momento las veedurías. 

El tiempo le dio la razón a las veedurías. La administración de Andrés Hurtado no tuvo otra opción más que declarar desierta la licitación de las Piscinas Olímpicas. Ahora deberán corregir la gran cantidad de errores, e iniciar de nuevo con el proceso.

El Cronista.co trató de comunicarse por todos los medios posibles con el secretario de Infraestructura de Ibagué, Juan Carlos Núñez, pero el funcionario se negó a responderle a este medio de comunicación.

Lo concreto es que los nadadores de Ibagué deberán esperar todavía más tiempo para contar con una piscina digna, después de seis años desde el Desfalco de los Juegos Nacionales 2015.

Por último, cabe señalar que no es el primer proyecto que sufre un traspiés en la administración de Andrés Hurtado. El proceso licitatorio de la anhelada calle 103 también avanza en medio de diversos cuestionamientos.



También te puede gustar...