Destacadas

jueves, octubre 14, 2021

Los 471 años de Ibagué: entre desazón y deseos de salir adelante

Análisis.- Sin mayor fanfarria Ibagué celebra este jueves 14 de octubre los 471 años de su fundación. No hay mucho que festejar.
Los 471 años de Ibagué: entre desazón y deseos de salir adelante

La capital del Tolima sigue, desde hace años, en los primeros lugares de desempleo, y los 35 mil nuevos puestos que prometió el alcalde Andrés Fabián Hurtado, no fueron más que ofrecimientos de campaña para ganar votos y la ciudad sigue hundida en este flagelo.

Las denuncias sobre presunta corrupción administrativa siguen creciendo en la actual administración que cuenta con sastrería propia para preparar los pliegos de licitaciones, especialmente confeccionados para los ingenieros del clan Char de Barranquilla, asesores permanentes del alcalde local.

Las denuncias sobre los exagerados sobrecostos en las obras también están al orden del día, y un ejemplo de ello fue el debate que se realizó el miércoles pasado en el concejo municipal, donde hasta una misteriosa camioneta de alta gama salió a relucir que al final resultó de propiedad de uno de los hermanos del alcalde, justo cuando se adjudicó la cuestionada licitación del centro de salud de la USI en Picaleña, que mañosamente y de manera torticera,  el derrochón generante de la USI, Carlos Cuéllar, adjudica a la administración anterior.

La prestación del servicio de agua regresó a las épocas del gobierno de Luis H. Rodríguez, donde Ibagué moría de sed. Hoy sus habitantes, de todos los estratos sufren por el pésimo servicio que presta el IBAL, pero son los sectores populares que más sufren la falta del vital líquido.

Los bioparques, zonas verdes y espacios de recreación están abandonados, lo mismo que lucen sus parques centrales como el Murillo Toro, la Plaza de Bolívar, la plazoleta Darío Echandía y el Andrés López de Galarza.

La opacidad en la contratación pública deja mucho que desear y se dejan grandes manchas en este sistema, que sacan a flote justificadas denuncias de corrupción a las que la administración local no responde.

El acalde Hurtado de manera demagógica, como si estuviera aún en campaña, todos los días ofrece un paraíso para los ibaguereños, pero los hechos son tozudos y demuestran lo contrario. Los cacareados escenarios deportivos que está ofreciendo entregar desde que se posesionó hace 20 meses, varios de ellos se encuentran en veremos, otros en anuncios y los demás sin empezar a construir. 

Con bombos, platillos y fanfarria, el alcalde Hurtado anuncia la entrega de la ‘megaobra’ del coliseo de combate, cuando en realidad se trata de una remodelación del antiguo escenario de la 42 con 5ª y no de ninguna megaobra, como mentirosamente lo afirma el mandatario, claro que esa es su costumbre.

Esto es lo que entrega como obra real el gobierno municipal en los 471 años de su fundación, más el concierto de varias agrupaciones musicales que encabeza el cantante de “la tierra paramilitar” Poncho Zuleta, en la celebración de un cumpleaños que pareciera organizado también por el clan Char.

Esperemos que en el cumpleaños 472 podamos escribir una mejor historia, que para esa fecha el alcalde Hurtado haya logrado recomponer el rumbo y tengamos una ciudad con un panorama más halagador. Si es así y ojalá lo sea, estaremos  prestos a reconocérselo.

Lo de rescatar

Si bien es cierto que en el nuevo cumpleaños de Ibagué no hay mucho que celebrar, si tenemos que reconocer la labor que en el campo deportivo viene realizando la gobernación del Tolima por esta ciudad, a través de Indeportes, gerenciado por Alexander Castro.

Pensamos que “IbaguéDestinoDeporte” o el “TolimaDestinoDeporte”, es un propósito que se ha venido consolidando y que ofrece una identidad al departamento como su capital. Este proyecto destaca cuatro aspectos fundamentales:

-La reactivación deportiva, como una especia de reactivación emocional y de salud. 

-La reactivación económica que ha logrado traer más de 15 mil personas y mover hasta el momento más de 40 mil millones de pesos en sectores como el hotelero, gastronómico, logístico y transporte. 

-Rentabilidad social, donde se integran las familias y se incentiva en los niños la práctica del deporte.

-Marketing territorial, buena imagen de la ciudad y el departamento a nivel nacional e internacional.

Indeportes y su gerente, han logrado una sinergia con las ligas de las diferentes disciplinas deportivas, que ha dado como resultados campeonatos y títulos  nacionales en diversas disciplinas deportivas nunca antes registrados en la historia del Tolima.

Ibagué encontró en servicios tan importantes como el deporte y la cultura, el binomio perfecto para construir empleo, reactivar la economía y tener identidad, gracias a una planificación hecha desde el departamento. 

En el deporte recreativo, social y comunitario, las escuelas de formación deportiva, el nombramiento de monitores, entrenadores y formadores, es una política de masificación y descentralización que colocan al deporte tolimense como una gran industria formadora de un notable capital humano.

El deporte, por primera vez en la historia del Tolima e Ibagué, se convierte en referente de identidad que tiene como escenario torneos como el próximo campeonato Mundial de Patinaje 2021, que concentrará a deportistas y delegaciones del todo el mundo, gracias a la tesonera gestión de la gobernación y a Indeportes y que por supuesto debe contar con el apoyo del gobierno local.



También te puede gustar...