Destacadas

martes, octubre 12, 2021

El Pacto Histórico del Tolima y las grietas en conformación de lista a Cámara

Cuando restan dos meses para vencerse el plazo de inscripción de candidatos al Congreso de la República (13 de diciembre), la conformación de la lista por el Pacto Histórico a la Cámara por el Tolima, sigue generando profundas discusiones.
El Pacto Histórico del Tolima y las grietas en conformación de lista a Cámara

El 13 de marzo de 2022, los colombianos irán a las urnas para elegir nuevo Congreso de la República.

La expectativa nacional con respecto a esta elección se ha centrado alrededor del llamado Pacto Histórico, debido al reto que se han planteado los partidos y movimientos que hacen parte de esta propuesta política, como es la de sacar un número importante de curules tanto en Senado como Cámara.

El Tolima, por supuesto, no está ajeno a esa expectativa. El reto del Pacto Histórico en la lista de Cámara, es obtener por lo menos una curul de las seis que le corresponden al Tolima.

Para lograr ese objetivo, la lista en su conformación debe tener unos ingredientes especiales. Es decir, según la filosofía del Pacto Histórico, sus aspirantes deben cumplir con unos parámetros en su trayectoria de trabajo político y social, no solo de alto reconocimiento sino que representen una alternativa distinta de la vieja política.

La candidata de GAJ

Y es ahí donde hoy se estaría generando en el Tolima cierto malestar en algunos sectores que simpatizan con el Pacto Histórico. Algo parecido a lo que se alcanzó a ventilar la semana anterior, cuando hubo voces que expresaron su rechazo a que el exalcalde de Medellín, Luis Pérez aterrizara en el Pacto Histórico.

Algo similar se podría estar presentando en el Tolima, cuando el exalcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo insiste que en la lista del Pacto Histórico de Cámara debe estar la sobrina del excongresista condenado e inhabilitado, Emilio Martínez Rosales e hija de la actual diputada, Rosmery Martínez. Para algunos, de darse esta situación, sería de entrada un suicidio político del Pacto Histórico en el Tolima.

Cómo van a entusiasmar a los tolimenses con una propuesta de cambio si lo que van es a rencauchar a Emilio Martínez, una persona que practica todo lo contrario a lo que busca y quiere el Pacto Histórico, que es derrotar la politiquería y el clientelismo y es por lo que han luchado líderes como Gustavo Petro, le contó a El Cronista.co un activista que pertenece al Polo Democrático.

A propósito del nombre de la sobrina de Emilio Martínez, cuentan que el pasado fin de semana GAJ estuvo en el Líbano con el propósito de ambientar el Pacto Histórico y de paso promocionar el nombre de Sandra Liliana Salazar como su candidata en la lista de Cámara.

Perder con dignidad

Que aquí no nos vengan con el cuento que es porque tienen votos y eso garantiza el umbral de la lista, y que por eso debemos aceptarla. No señor, además el clan Martínez Rosales ya ni siquiera es una fuerza electoral fuerte porque los tolimenses hace rato dejaron de creerles. Si perdemos que sea con una lista digna, una lista que represente un cambio de verdad”, dijo el miembro del Polo.

A esta situación se le suma una polémica similar que tiene que ver con el nombre de Nhora Ramírez, que al parecer es apadrinada por los Hincapié, padre y diputado.

Martha Alfonso, la revelación

Lo cierto es que mientras el Pacto Histórico concreta su lista, la del Partido Conservador, Liberal y la U, hace rato las definieron. En el Pacto Histórico por el momento sobresale por el trabajo que viene realizando, el nombre de la defensora de derechos humanos, ambientalista, feminista y docente universitaria, Martha Alfonso Jurado, quien cuenta con el apoyo oficial de la UP y se dice que un sector importante de la Colombia Humana la acoge como su carta a la Cámara.


Henry Rengifo



También te puede gustar...