Actualidad

lunes, octubre 04, 2021

La ingratitud que golpea a Carlos Edward Osorio

Si ha habido un dirigente político que en los últimos años logró conformar una poderosa estructura política en el Tolima, se llama Carlos Edward Osorio. Hoy, los deslizamientos a otras campañas de los que fueron sus principales alfiles, lo tienen casi que arrancando de cero.
La ingratitud que golpea a Carlos Edward Osorio

Dicen que no hay nada más ingrato que la política. Que en un medio como el colombiano donde prima el clientelismo, la mayoría de los políticos logran crecer a punta de repartir puestos y contratos, y que a la postre terminan ser esos mismos políticos, una vez se quedan sin poder, golpeados por la ingratitud.

Todas las personas que esos dirigentes políticos ayudaron a ubicar en importantes cargos o a tener jugosos contratos con el Estado, apenas ven que esos ‘jefes’ pierden el poder -todos algún día lo pierden-, de inmediato buscan el ‘árbol que mejor sombra los cobije’.

Muy pocos son los que lo hacen por convicción y afinidad ideológica, de ahí que esos grupos se resquebrajan con bastante facilidad, pues solo penden de un interés personal.

Ese es el caso que ilustra con lujo de detalles lo que le ocurrió al exrepresentante a la Cámara, Carlos Edward Osorio. Hasta el año 2018 llegó a tener una de las organizaciones políticas más poderosas del departamento, tanto que era vista como ejemplo para algunos y envidiada por otros.

Hoy Osorio, en su intento de resurgir de las cenizas, prácticamente está arrancando de cero. Los principales alfiles que hicieron parte preponderante de su equipo político se escurrieron a otros grupos políticos, atraídos indudablemente por puestos y contratos. La mayoría han aterrizado en el ‘barretismo’, movimiento que lidera el exgobernador Óscar Barreto en la actualidad candidato al Senado.

Vale anotar que el barretismo es el grupo político que más personas de otros grupos políticos ha cooptado en la actual coyuntura política. Es decir, no es solo los antiguos aliados políticos de Carlos Edward Osorio, también del partido liberal -jaramillismo- sin dejar de anotar que terminó por absorber el antiguo ‘gomezgallismo’.

Los que abandonaron

Dentro de quienes abandonaron las huestes de Carlos Edward Osorio, se encuentran nombres conocidos como el abogado de Chaparral Jairo Alberto Cardona, quien en el segundo mandato del gobernador Barreto ocupó la secretaría de Educación como cuota de CEO. En la actualidad Cardona es contratista asesor de la Secretaría de Educación de Ibagué. Es un fuerte activista de la campaña de Barreto al Senado.

Otro nombre que ocupó altos y distintos cargos en representación de la estructura política del dirigente Carlos Edward Osorio, ha sido el economista Diego Mauricio Giraldo, en la actualidad también contratista de la Alcaldía de Andrés Hurtado e igual que Cardona, fehaciente activista de la campaña de Barreto senador.

Otros nombres que jugaron papel destacado al lado del hoy candidato a la Cámara, Carlos Edward Osorio se encuentran la actual concejal de Ibagué, Martha Cecilia Ruiz, hoy abiertamente barretista, lo mismo que Juan Carlos Acero, exalcalde de Mariquita.

Refrenda lo anterior que en política la gratitud no existe y menos cuando está se soporta sobre la base del clientelismo y esa práctica es la que domina el espectro político del departamento.



También te puede gustar...