Entrevistas

domingo, septiembre 27, 2020

La nadadora campeona que se fue del Tolima

“Ya es hora que le den a los deportistas lo que merecen”, dice la nadadora tolimense María Clara Román, quien se despide del Tolima y ahora representará los colores rojo y blanco del Valle del Cauca. Por: Alejandro Hernández
La nadadora campeona que se fue del Tolima

La nadadora tolimense pasará a representar el Valle del Cauca, por la falta de escenarios deportivos para la práctica de su disciplina. “Amo mi departamento, pero no puedo dejar de lado mi proyecto de vida que es la natación”, le dijo a El Cronista.co

En una conmovedora carta la destacada nadadora María Clara Román se despidió de su tierra, pues ya no representará más al Tolima. A sus 19 años, como una de las grandes promesas de la natación en Colombia, parte hacia el Valle del Cauca, por la falta de una piscina olímpica para entrenar.

"Siempre me sentí orgullosa de portar la bandera del Tolima y seguiré sintiéndome orgullosa de ser tolimense… Es bastante difícil seguir en un lugar donde no existe un escenario deportivo para poder entrenar y, cada vez que vengo a Colombia, debo gestionar en diferentes lugares del país, un espacio para poder continuar con mis entrenamientos", reza la carta.

En Cali

María Clara ya se encuentra en la ciudad de Cali, donde está entrenando desde hace un par de semanas. Cuenta que llegó a dicha ciudad simplemente a practicar, aunque desde hace un buen tiempo consideraba el cambio de Liga. “Una vez estando aquí me hicieron la propuesta y acepté. Fue bastante difícil porque duré mucho tiempo representando al Tolima. Pero antes que nada debo pensar en mi proyecto de vida, que es la natación, y por eso tomé la decisión”, sostiene ella.

La joven ibaguereña relata que creció en el barrio El Vergel de la capital tolimense, se graduó en el Colegio Gimnasio Los Robles, pero, el lugar que se quedó marcado en su memoria, desde niña, es la Piscina Olímpica de la Calle 42. El escenario, que está en ruinas desde hace cinco años por el Desfalco de los Juegos Nacionales, tiene un lugar predilecto en sus buenos recuerdos. Hasta que la corrupción se lo arrebató. El mismo lugar, que se volvió emblemático porque allí se formaron grandes nadadores desde Helmut Levy en adelante, hasta convertirse Ibagué y el Tolima en reconocida potencia nacional en esta disciplina deportiva.

Tristeza

“Empecé a nadar a los cinco años en la Piscina de la 42, fue donde surgió todo. Allí entrené durante casi diez años, hasta los fallidos Juegos del 2015. Fue un momento muy triste. Cuando paso por la Piscina, y veo en el estado que está… es triste. Ojalá se hubieran hecho bien las cosas. Al principio tenía fe, nos dijeron que la iban a arreglar y volveríamos a entrenar pronto. Sigo esperando el regreso a la 42”, expresa María Clara con nostalgia.

Ella, al igual que todos los demás nadadores de élite que hay en el departamento, tuvo que empezar a nadar en las piscinas de Comfatolima. Un espacio que no es acorde para la práctica y mucho menos la competencia de alto rendimiento.

En el 2018 partió rumbo a España junto a su entrenador Víctor Maya, por eso habla de los viajes que debía hacer cuando representaba a Colombia. De ahí que al regresar se topara con el olvido en el que continúa sumida la Piscina de Ibagué.

“España, y Europa en general, le lleva mucha ventaja a Colombia en la parte deportiva. Tienen todo muy bien planeado para que surja el alto rendimiento. No solo en los escenarios, sino también administrativamente; les dan prioridad a los deportistas”, agrega María C.

En ese sentido, la Liga de Natación del Valle Cauca, le ofreció un proyecto deportivo que va más allá de la mera Piscina Olímpica. “Tengo a disposición el escenario deportivo que era lo que más me preocupaba. Entre todos, con mi familia y mi entrenador dijimos que era lo mejor para mí. Ya no tendré que preocuparme por el hospedaje, aquí me dan esa facilidad. Este año ya no tendremos torneos, pero el próximo se vienen Juegos Olímpicos y Panamericanos Juveniles, son mis dos proyectos principales a corto plazo”, reveló.

Recorrido de estrella

Y es que no es cualquier deportista la que pierde el Tolima. María Clara Román es Selección Colombia desde sus 13 años de edad. Ha representado el tricolor en Juegos Sudamericanos, Juegos Bolivarianos, Juegos Centroamericanos y Juegos Olímpicos de la Juventud. A la par, su palmarés reseña que fue campeona Sudamericana, imponiendo nuevo record; tiene records de Copa Pacífico; en los Juegos Sudamericanos de 2018 obtuvo dos bronces, al igual que en Juegos Bolivarianos; en Juegos Panamericanos se colgó una medalla de plata.

El Cronista.co: ¿No descarta volver en algún momento al Tolima, de pronto si hubiera piscina?

María Clara Román: En un corto plazo no lo creo. No soy de las personas que cambian fácilmente sus decisiones. Por eso pensé muy bien mi decisión, lo planteé muy bien. La gente del Valle se ha portado muy bien conmigo. No podría decir si volveré en un futuro. Pero sin duda alguna en el Tolima hay deportistas con mucho talento, deben empezar a ver qué hacer para que salgan adelante.

El Cronista.co: ¿Qué mensaje le envía a la clase dirigente y política del departamento que de alguna manera son los responsables de no tener escenarios?

María Clara Román: No creo que logren dimensionar lo que requiere un deportista de alto rendimiento. El escenario es una parte primordial, es lo esencial que debemos tener. Ya han sido cinco años en que los deportistas estamos de un lado a otro, rebuscándosela. Ya es hora que les den a los deportistas lo que se merecen. Piensen en el futuro de la natación y del deporte en general.

La obra que no empieza

En las últimas semanas la Liga de Natación del Tolima y colectivos relacionados al deporte se vieron obligados a pasar derechos de petición y hasta a interponer acciones de tutela para recibir información que expliqué por qué la administración de Andrés Fabián Hurtado ni siquiera ha iniciado la licitación de la Piscina Olímpica en la Unidad de la 42. Las respuestas en ningún momento han sido claras. El gerente del Imdri, Alejandro Ortiz, le tira la pelota a la Secretaría de Infraestructura de Ibagué que sería la encargada del proceso licitatorio, pero ésta tampoco da mayores detalles.

La obra por más de $12.000 millones está financiada, pero, a la fecha, sin ninguna explicación, se ha empezado a construir.



También te puede gustar...