Destacadas

jueves, junio 10, 2021

Testigo de ‘piques ilegales’ denunció presiones para que no declare

Otro de los testigos aseguró que el actual alcalde de Ibagué Andrés Fabián Hurtado le pidió en el año 2014, que negara los hechos que ocurrieron la noche del 3 y 4 de abril del 2014.
Testigo de ‘piques ilegales’ denunció presiones para que no declare
En la tarde de este jueves 10 de junio continuó el juicio oral por el caso de los ‘piques ilegales’ en el Aeropuerto Perales, que compromete al actual alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, pues él era gerente de la terminal aérea en 2014 y de acuerdo con versiones de testigos él habría autorizado el ingreso de vehículos a la pista. 
 
La Fiscalía General de la Nación no pudo presentar en la diligencia de hoy a Álvaro Javier Perdomo y Alexander Hernández, testigos que, pese a las reiteradas notificaciones, tampoco acudieron a la audiencia de la semana anterior. Ellos eran vigilantes de la empresa de seguridad Nápoles, que estaban de turno en el Aeropuerto Perales la noche del 3 y madrugada del 4 de abril del 2014. 
 
Ambos testigos debían ser conducidos por la Policía Metropolitana de Ibagué (Metib) a un lugar donde se pudieran conectar y asistir a la audiencia de este jueves. Sin embargo, según reveló la fiscal encargada Elizabeth Torres, uno de ellos no fue hallado en su presunto lugar de residencia y el otro aqueja supuestos problemas de salud. 

Testigo bajo presiones

En la diligencia de hoy, la fiscal encargada reveló que uno de los testigos que debería declarar en contra de Andrés Hurtado, ha sido víctima de presiones u hostigamientos durante la última semana, para evitar que testifique. Se trata del guarda de seguridad Alexander Hernández. 
 
“Me manifestó que estaba un poco incómodo, incluso pidió una protección, porque desde el viernes lo han llamado a su equipo celular, varias personas que no se identifican, manifestándole que se abstuviera de rendir testimonio en esta declaración”, contó la fiscal Torres. 
 
En la audiencia, la Fiscal también reveló que el testigo Alexander Hernández aduce problemas de salud, por la presión psicológica que ha significado este proceso penal por los ‘piques ilegales’. “Presentó una incapacidad médica donde dice que el testigo Alexander Hernández presenta (…) nauseas, ansiedad, con antecedentes de enfermedad coronaria (…) y que requirió consulta por urgencias”, relató la fiscal.
 
Por su parte, el otro testigo, Álvaro Javier Perdomo, nunca compareció en la audiencia de juicio oral. “El capitán Villamarín, comandante de la Estación Norte,  me indica que el cuadrante salió a buscar al señor a la dirección que se suministró, salió la señora María Angélica Perdomo Moreno (…) quien dijo ser su hermana, y afirmó que él no vive en esa dirección, y que desconoce dónde vive su hermano”. 
 
Al parecer, los testigos, que serían claves para demostrar la culpabilidad de Hurtado, se muestran renuentes a declarar en su contra.

Testigo intentó cambiar su versión de los hechos

El ente acusador solo pudo presentar hoy a dos testigos, especialmente por fallas técnicas. Uno de ellos fue Luis Antonio Moreno, otro guarda de seguridad que estaba de turno la noche de los ‘piques ilegales’. El testigo, según se vio en la audiencia, trató de cambiar su versión de los hechos. 
 
En principio aseguró que nunca vio ni escuchó vehículos dentro del Aeropuerto Perales en la noche de los ‘piques ilegales’. Moreno explicó que su puesto de guardia estaba lejos de la pista, donde presuntamente ocurrieron los hechos. No obstante, la fiscal trajo a colación una declaración que el mismo testigo les entregó a miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) en el año 2015, la cual contiene otra versión, diferente a la que hoy trató de entregar.
 
“Escuché el ruido de los carros como si estuvieran corriendo. Yo me subí en una silla a mirar qué era lo que pasaba y veía las luces de los carros”, afirmó Luis Antonio, en referencia a lo que dijo en el 2015. Después, a manera de comentario en medio de la audiencia de hoy, añadió en tono nervioso que, “estaba oscuro, desde la garita no se veía. Eran las luces de los carros de la variante”.
 
Asimismo, el guarda de seguridad narró que días después de los hechos ocurridos, tuvieron una reunión con el entonces gerente del Aeropuerto Perales, Andrés Hurtado. “Nos dijo que ahí no pasaba nada, que él se encargada de eso”, recalcó el testigo.
 
Adicional a eso, Luis Antonio trató de negar lo que dijo en el 2015, cuando contó que Hurtado le pidió que negara los piques ilegales. Esa versión la trató de cambiar hoy. Pero la fiscal insistió sobre el tema, y el testigo tuvo que mantener su palabra, pues reconoció la otra versión que entregó hace seis años. 
 
- ¿Le indicó el ingeniero Andrés Fabián Hurtado que negara los hechos que ocurrieron la noche del 3 y 4 de abril del 2014?, preguntó la fiscal.
- Sí, respondió el testigo en tono nervioso, contradiciendo lo que intentaba ocultar. 

La reunión de Hurtado con los vigilantes

En la audiencia la Fiscalía también presentó a José Evangelista Gutiérrez, otro empleado de la empresa Nápoles que estuvo de turno la noche de los piques. Según él, hacia las 10:00 de la noche notificó de un sonido de carros a Daniel Felipe Cadena Ortiz, primo de Leydi Galeano Ortiz, esposa del alcalde Hurtado, quien era el encargado de las cámaras del Aeropuerto.
 
“Le pregunto qué pasaba, porqué se escuchaban carros ingresando a la plataforma nueva que había hecho el ingeniero Andrés Fabián, pero Daniel Cadena me dijo que no me preocupara, que eso era una reunión que tenía el ingeniero”, puntualizó. 
 
El guarda de seguridad José Evangelista también hizo referencia a la reunión que ellos tuvieron días después de los hechos con Andrés Fabián Hurtado. “Le dijimos al ingeniero que nos íbamos a quedar sin trabajo por lo que él hizo, pero nos respondió que no hay ningún problema, que él arreglaba eso”, enfatizó.  
 
Los demás testigos que tenía preparados la Fiscalía no se pudieron presentar, esencialmente por cuestiones técnicas relacionadas a la audiencia virtual. Se espera que en los próximos días se programe una última diligencia para que el ente acusador termine de presentar sus testigos, y así avanzar con este proceso, el cual corre el riesgo de prescribir en octubre de este año. 


También te puede gustar...