Destacadas

jueves, junio 17, 2021

“Presupuesto de las Piscinas Olímpicas está sospechosamente inflado”: denuncian veedurías

Las adecuaciones que tendrán una inversión cercana a los $14.000 millones, según las veedurías, en realidad debería costar un poco más de $9.000 millones. Es decir, tiene un sobrecosto superior a los $4.000 millones.
“Presupuesto de las Piscinas Olímpicas está sospechosamente inflado”: denuncian veedurías

Las veedurías ciudadanas que han acompañado de cerca el proceso contractual de las Piscinas Olímpicas de la Unidad Deportiva de la calle 42, le respondieron a Juan Carlos Núñez, secretario de Infraestructura de Ibagué, por las acusaciones que el funcionario lanzó en su contra.

Ante las observaciones y propuestas que las veedurías han elevado con relación a las Piscinas Olímpicas, el secretario Núñez insinuó que éstas se han dedicado a poner ‘palos en la rueda’. “Lo que yo veo aquí es que hay un bloqueo de parte de las veedurías en que no se hagan los proyectos, pero yo no me voy a detener en eso, voy a seguir avanzando y a partir del momento nos estamos entendiendo con los entes de control que es a quien nos debemos”, esgrimió.

Las declaraciones naturalmente generaron rechazo entre las veedurías. Además, porque el funcionario enfatizó en que, si los honorables veedores quieren ser proponentes que lo digan, sean proponentes y bienvenidos al ejercicio contractual y haremos lo pertinente”.

Sin embargo, en diálogo con medios de comunicación, las veedurías aseguraron que ninguno de sus miembros tiene intención de participar en consorcios para quedarse con el jugoso contrato cercano a los $14.000 millones, que costarán las Piscinas.

“Ese presupuesto está sospechosamente inflado. Por ejemplo, la cubierta de las graderías, que son 1.540 metros cuadrados, está registrada que se van 85.000 kilos de acero. Eso es una vulgaridad, no se necesita toda esa cantidad de acero para esa estructura. Y así han sido todas las observaciones, con detalle, por eso queremos que se respondan con claridad y objetividad, y no con evasivas”, señaló el representante de la Veeduría Vapi.

El vocero de Vapi calificó de “tontos” lo argumentos expuestos por el secretario de Infraestructura, pues considera que ellos han sustentado con suficiente información las observaciones hechas.No están respondiendo objetivamente las observaciones que hemos radicado en el pliego de condiciones”, enfatizó.

Uno de los aspectos llamativos son los altos costos en algunos elementos que componen las obras de las Piscinas. Una puerta corrediza, que según las veedurías debería costar alrededor de $4 millones, en el presupuesto de obra está avaluada en más de $27 millones. Es decir, cuesta siete veces más.


Las observaciones de las veedurías no solo hablan de presupuesto, sino que, además denuncian graves errores de diseño, de las dimensiones, entre otros aspectos de la obra. No obstante, las respuestas de la Alcaldía de Ibagué no han sido las esperadas.

“La vigilancia de las veedurías es netamente técnica y con el pleno conocimiento para hacer estas observaciones. No estamos equivocados, por eso les resulta más fácil los entes de control, indudablemente son más cómodos”, arguyó el representante de Vapi.

Del lado de las veedurías también se encuentra el exclavadista tolimense Ever Escobar. El otrora deportista asegura que no buscan poner trabas injustificadas en la construcción de las Piscinas, sino que, busca aportar para que los escenarios sirvan para la mayoría de modalidades que tiene la natación.

Los que sabemos del tema somos nosotros. Los entes de control desafortunadamente no tienen personal técnico que pueda entrar a controvertir a la administración (…) No puede Núñez decir que no quiero la obra, cuando lo que saben de clavados se los enseñé yo; llevo 20 años luchando por este escenario”, afirmó Ever Escobar.

En palabras de las veedurías los presuntos sobrecostos de la obra se presentan desde los diseños y presupuestos elaborados en la administración de Guillermo Alfonso Jaramillo. No obstante, y es lo que más genera “sospechas”, en año y medio de gestión la administración de Andrés Hurtado no se ha esforzado por corregir.

Actualmente la licitación de las Piscinas Olímpicas se encuentra suspendida. Se espera que en esta ocasión la Secretaría de Infraestructura resuelva oportuna y debidamente todas las observaciones de entes de control y veedurías. Entretanto, deportistas y entrenadores completan seis años sin un escenario digno para la natación en Ibagué.



También te puede gustar...