Crónicas

martes, junio 30, 2020

El primer muerto en el hospital F. Lleras

Este es otro interesante relato de nuestra historia contemporánea que nos hace el capitán (r) Roberto Ortiz Villa, sobre sus vivencias en el Tolima cuando se ejercía como Ayudante del comandante de la Policía de esa época en el departamento. Por: Roberto Ortiz Villa
El primer muerto en el hospital F. Lleras

El 13 de Noviembre  de 1.973, se inauguraba  el  “Hospital Federico Lleras Acosta"  con la asistencia del Presidente de la  República Misael Pastrana Borrero, y como invitado especial  el  ex-presidente Carlos Lleras  Restrepo, hijo del  médico cuyo nombre lleva este centro de salud  en Ibagué .

Como es lógico, la ceremonia  se  efectúa con todo el protocolo , bendición  por parte del obispo   monseñor  José Joaquín  Flores, palabras del Presidente de la República, del  gobernador del Tolima  Ariel Armel, agradecimientos de Carlos  Lleras, copa de champaña y recorrido por las instalaciones .

Terminado  el  ceremonial ,   se procede  al  traslado de los invitados  hacia el Círculo de Ibagué .

En el parqueadero  del hospital  se encuentran los vehículos  para los personajes .

El teniente  Ayudante del Comandante de la Policía del Tolima  se adelanta unos pasos para abrir la puerta trasera del carro  y  facilitar  la entrada  del  ex-Presidente  Lleras  Restrepo, cuando el Dr. Lleras se inclina para abordar el  vehículo, se escucha a corta distancia la detonación de un disparo…El desconcierto es total.  

El Oficial Ayudante de la Policía   empuja  al Dr. Lleras dentro del carro y se abalanza  sobre  él   para cubrirlo con su cuerpo…le ordena al conductor , que arranque  pero solo puede recorrer  unos metros, la aglomeración no le permite avanzar. Mientras tanto el Coronel Pablo Rosas Guarín (comandante de la Policía ) resguarda al Presidente Pastrana lo sube a su carro y sale rápidamente del lugar...El Coronel José Joaquín Matallana (comandante de la VI Brigada) asume el mando y control de la zona.

Se logra establecer que el tiro se le escapo accidentalmente a un guardaespaldas del DAS. El disparo hiere de muerte a un menor, hijo de Juan de la Rosa Trujillo, celador del  hospital.

En el despacho de la gobernación se le informa  al Presidente sobre los detalles del accidente y hay consternación por la muerte del niño. El ex- presidente Lleras  intercede ante el Presidente Pastrana para que se le ayude en alguna forma  a la humilde familia del menor y de allí sale la intención de darles una casa.  Pasan los meses  y el caso queda a nivel de  anécdota.

Al año siguiente el celador Juan de la Rosa Trujillo, padre del niño fallecido se pone en contacto con el Comandante de la Policía del Tolima, quien le sugiere que le escriba una carta al Presidente  recordándole la promesa, unos días después el Coronel Rosas Guarín ordena  a su Ayudante que personalmente acompañe al celador a entregar la carta  en  la  gobernación,   para su trámite a la Presidencia de la República. El gobernador Ariel Armel  Arenas al ver la pobre caligrafía plagada de errores de ortografía le solicita al Secretario General Augusto Trujillo Muñoz, que le redactara  una  esquela  en los mejores términos. Augusto Trujillo replica, que la misiva  debe ser enviada  en su aspecto y forma  original para que mantuviera toda la fuerza  y valor de la solicitud de un hombre humilde, víctima de un hecho desafortunado .  Efectivamente, la carta fue tramitada a la Presidencia y antes de un mes se ordenó una partida para la adquisición de la casa, que le fue obsequiada a la familia de Juan de la Rosa Trujillo.

Años más tarde fui invitado a la presentación de un libro escrito por el Dr. Augusto Trujillo Muñoz  y la exposición estuvo a cargo del Dr. Carlos Lleras De La Fuente, terminada la ceremonia pasamos al bar y  Augusto Trujillo  me llamo y me dijo : “Roberto cuéntele al Doctor Lleras De La Fuente como fue que usted cogió a empujones a su Padre”.

Me miro sorprendido y le relate la anécdota de la inauguración del Hospital Federico Lleras Acosta  (nombre de su Abuelo). El Dr. Lleras De La Fuente con el sarcasmo  que le caracteriza comento “En mi vida nunca llegue a sentarme en las rodillas de mi Padre y Usted Roberto, que nada tenía que ver con El, se le sentó encima"   Esto ha hecho que en  las  dos o tres ocasiones en que hemos coincidido ¨me distinga¨ ( como dicen en Boyacá).

De los premios Nobel.- Creía estar convencido que nuestra capacidad de asombro estaba  copada respecto a algunos  recientes  Premios Nobel, que como  varios  envidiosos afirman,  fueron más "adquiridos" qué otorgados.

Pero en 1939,  el integrante del Parlamento Sueco, "E. G. C. Bradt",  respaldado públicamente por la  escritora  Judía  ¨Gertrude  Stein¨  nominaron al  Premio Nobel de Paz  a  ADOLF  HITLER, con el argumento  que el  Fuhrer, había logrado la  pacificación de la sociedad  Alemana al plantear el proyecto de un  *Hogar  Nacional  Judío en Palestina* .  El profesor  emérito  de la Universidad  de Uppsala , Gustav  Henrikssen, miembro del comité Nobel  , apoyo la campaña con un estudio  sobre  “La grandeza  y las cualidades de Adolf Hitler “ , afirmando  que  el éxodo forzado de los Alemanes Judíos a  Palestina  era  sinónimo de paz . Las discusiones sobre sus méritos se vieron favorecidas  por  las conversaciones del líder  Nazi con el Británico Chamberlain, sobre  algunos supuestos acuerdos de paz en Europa .

Por un escaso margen el galardón le fue otorgado  al Instituto Nansen. 

Tanto  la nominación como  las actas  relacionadas  fueron archivadas  en caja fuerte “triclave “ y al terminar la Segunda Guerra Mundial, desaparecieron  como por arte de magia. 

 


También te puede gustar...