Columnistas

martes, noviembre 17, 2020

El columnista más leído

El exgobernador Óscar Barreto además de atesorar hoy todo el poder político del Tolima, se le suma ahora uno de los poderes más atrayentes, el de opinión. Por: Henry Rengifo
El columnista más leído

Óscar Barreto y Jaime Eduardo Reyes son los columnistas más leídos en el Tolima, según la firma Cifras y Conceptos, de acuerdo con los resultados del panel de opinión 2020 que recién se dio a conocer.

En el caso del exgobernador Barreto se presenta una situación particular, pues a la par de su condición de dirigente político con todo el control del poder en el departamento (Gobernación, Alcaldía de Ibagué, Cortolima, todas las alcaldías, excepto tres o cuatro), ahora alcanza el reconocimiento de ostentar la posición de envidiable privilegio que lo convierte en uno de los columnistas más influyentes del Tolima.

 Un líder de opinión es la persona que con su forma de actuar y de pensar ejerce influencia sobre un grupo social determinado. En el caso especial de Barreto, en una rigurosa lectura de sus columna de opinión que aparecen todos los domingos en El Nuevo Día, confieso que me he encontrado con una faceta sorprendente si se compara con la versión del Barreto de años atrás.

Primero, es grato que el exgobernador Barreto haya optado por escribir una columna de opinión semanal. Si algo requiere el departamento es el debate, la discusión sobre hechos de importancia para la región y eso lo está encontrando uno en la mayor parte de los contenidos que aborda.

“Si Barreto es el nuevo político sintonizado con el clamor de las mayorías hastiadas de la politiquería y el clientelismo, y está dispuesto a trabajar para erradicar esos males,  pues que se quede con el poder, el tiempo que quiera”.

Las ventajas que encierra la calificación de ser en la actualidad Óscar Barreto un columnista influyente, tiene un valor destacado. Permite a quienes a través del ejercicio periodístico serio y responsable, y también para aquellos que ejercen la oposición política, tengan la oportunidad cuando los hechos lo demanden poder confrontarlo, cuestionarlo con la fuerza de los argumentos y las ideas, y por supuesto formularle las reclamaciones que el momento y la coyuntura así lo exijan, y desde luego, aplaudirle cuando de aciertos se trata.

Cito un aparte de una de sus columnas que creo entender resume ese nuevo Barreto que está dispuesto a redimir la política en un crucial momento de crisis que atraviesa todos los niveles. Esta frase es de las que me desconcierta para bien y me obliga a decir que, si Barreto es ese nuevo político sintonizado con el clamor de las mayorías hastiadas de la politiquería y el clientelismo, y está dispuesto a trabajar para erradicar esos males, pues que se quede con el poder, el tiempo que quiera.

Esta es la expresión que escribía Barreto hace poco en una de sus columnas: “Hoy en día los políticos integrales, los gobernantes integrales que resuelven los problemas estructurales, son los que emergen como nuevas figuras para solucionar los acumulados problemas, las angustias y la insatisfacción ciudadana”.

Y entonces paralelo a esa frase he leído con devoción “Agua y medio ambiente la fuerza de los hechos”,  “Defensa del río Combeima”, “Ser líder”, “El Tiempo de Ibagué”, “La verdadera revolución es la educación”, “De la ideologización y la doble moral”, “UT testimonio del hacer”, “Fraternidad y conciencia social”, “El crimen de Ataco”, entre otras. Es decir, ya cuenta con material para un libro.

 En esos textos se ve reflejada la política de compromiso cercana a la ciudadanía. Por eso, sin más preámbulos no puedo desaprovechar este momento para plantearle al exgobernador y columnista más influyente y leído del Tolima, Óscar Barreto, tres interrogantes:  

Después de tres años de haberla formulado, Alberto Bejarano insiste de nuevo en una propuesta viable para el Cañon del Combeima. De lejos, una de las mejores propuestas que se han hecho para salvar este lugar. ¿Usted exgobernador Barreto, por su reconocida defensa del río Combeima, de su amor y apego a ese mágico lugar, estaría dispuesto a apoyar esa idea?.

La ineficiencia administrativa en el sector público ha sido factor de atraso grande  en el Tolima y la culpa está en el nepotismo, tráfico de influencias, la politiquería y el clientelismo, prima el amiguismo y entonces no se exige ni calidad ni probidad. ¿Cuál sería su aporte para que este endémico mal se le ponga punto final en el Tolima?.

¿Acepta señor exgobernador que se equivocó cuando puso a consideración de los ibaguereños el nombre de Andrés Fabián Hurtado para ser alcalde de Ibagué, o considera que aún hay tiempo para que el Alcalde pueda enderezar el rumbo?.

Por: Henry Rengifo

*Exjefe de redacción de Tolima 7 días

*Autor del libro ‘Las claves de los buenos alcaldes’



También te puede gustar...