Salud

miércoles, septiembre 16, 2020

Orozco le cierra la puerta a la tercerización de la salud

El mandatario seccional aseguró que ese tipo de convenios solo beneficia a los privados. Además, anunció y ratificó importantes inversiones en la red pública del departamento.
Orozco le cierra la puerta a la tercerización de la salud

En diálogo con El Cronista.co, el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, dejó ver claramente que una de sus grandes apuestas es fortalecer el sistema público de salud del departamento. De cumplir con lo proyectado, sin duda alguna, pasaría a la historia como el ‘gobernador de la salud’.

“La apuesta de este gobierno cambió por la pandemia, y lo hizo para bien. Se viene un paquete que va a modernizar los hospitales de segundo y tercer nivel. Espero entregarle a los tolimenses en el 2023 una red pública moderna, que preste servicios que no tiene el departamento, con hospitales sin burocracia, rentables y con muy buena atención a los usuarios”, afirmó Orozco Valero.

De acuerdo con el mandatario, en su gobierno no habrá tercerización en los servicios que prestarán los hospitales públicos. Entre otras cosas, porque esto le puede dejar hasta 90 millones de pesos de ganancias a los privados; dineros que se buscan canalizar y aprovechar en la red pública.

Los servicios que generan plata los vamos a tener en los hospitales públicos; la mayoría los tienen en estos momentos el sector privado. Son servicios que para muchos políticos sería un manjar tercerizarlos, lo que sería un fracaso para el Hospital Federico Lleras, por ejemplo. Lo digo públicamente, para que a futuros gobiernos ni se les ocurra tercerizar lo que hoy estamos haciendo con tanto sacrificio para los tolimenses”, sentenció el gobernador.

Hospital Federico Lleras Acosta, rumbo al cuarto nivel

Al inicio de la pandemia del Covid-19 la mayor preocupación de la ciudanía era saber si la red de salud respondería acorde a las exigencias de la emergencia sanitaria. En ese sentido, se les pedía a los dirigentes que agilizaran las adecuaciones necesarias. La Gobernación del Tolima se la jugó por reabrir el Federico Lleras sede Limonar, que estaba ad portas de desaparecer después de estar cerrado durante casi cinco años.

Según dijo el gobernador Orozco, los nuevos servicios que prestará el Federico Lleras serán para hacer más rentable el centro de salud, y no los pondrá a competir entre ambas sedes. Actualmente el Limonar cuenta con 43 camillas de expansión y 20 Unidades de Cuidados Intensivos. A su vez, cuenta con equipos de rayos X e imágenes diagnósticas.

Desde ya se proyecta que en el cuarto piso del Limonar haya 26 camas de hospitalización y 20 UCI. El quinto piso sería uno de los más claves, con 26 UCI y 24 camas de hospitalización; donde además se prestarían los servicios de resonancia, quirófanos cardiovasculares y un área de hemodinamia. El sexto piso contaría con otras 26 UCI y 24 camillas de hospitalización. Finalmente, en el séptimo nivel se espera habilitar una zona con 20 camas de cuidados paliativos.

“Este viernes inauguramos junto al Ministro de Salud, la Unidad Diagnóstica de la Mujer; le vamos a solicitar el acelerador lineal que nos cuesta casi 13 mil millones de pesos, donde el Ministerio colocará unos 8 mil millones, así completamos todo el tratamiento del cáncer en el Tolima”, expuso el gobernador tolimense.

También, Ricardo Orozco anunció que se trabaja en trasladar la administración del Federico Lleras a la sede Limonar, con la intención de abrir espacios en La Francia, y así poner en marcha nuevos servicios. Una sala de partos, la unidad renal y espacios para urología u oftalmología, algunos de los servicios que se barajan.

“En dos años el Federico Lleras tendrá trasplantes de riñón, pulmón y corazón. Lo tenemos pensado no solo para los tolimenses, sino también, los colombianos, que sea de cuarto nivel. Sería la cuarta institución cardiovascular que tendría el país”, advierte.

La salud de los municipios

En conversación con este medio, el gobernador del Tolima agregó que llegarán unas 40 camas UCI, que se distribuirán en municipios como Honda, Chaparral, Líbano y Lérida.  

En específico el mandatario se detuvo en tres hospitales públicos que administrativamente están en cuidados intensivos: los de Chaparral, Purificación y Lérida.

En Chaparral se espera aumentar la facturación con las nuevas UCI que llegarán. Adicional a eso, se espera construir el nuevo hospital, que costaría unos 35 mil millones de pesos. “Es un reto grande, pero vamos a trabajarlo con fuerza”.

El Hospital La Candelaria de Purificación, que estuvo a punto de ser intervenido por la Superintendencia de Salud, ahora tendrá UCIs y camas intermedias con las que también esperan mejorar la facturación.

Sin embargo, el más crítico sin duda alguna es el Reina Sofía de Lérida. Se le deben varios meses de salario a la planta de personal, por lo que 4.400 millones de pesos que anunció el Gobierno Nacional serán claves para la supervivencia del hospital. “Cuando termine este gobierno lo vamos a entregar saneado financieramente”, prometió Orozco.

Gerentes sin politiquería

Como responsable de la red pública de salud del Tolima, Ricardo Orozco se comprometió a continuar con la despolitización en la elección de gerentes. Asegura que los nombramientos no responden a favores políticos o cuotas burocráticas.

¿Gobernador, tendrá la mano dura para remover a los gerentes que no rindan?

Claro, no tengo compromisos con ninguno. Y ellos lo saben. Por eso no deben hacer cosas por fuera de la ley ni llenar los hospitales de burocracia. El gerente que sea mal calificado tendrá que irse.

 



También te puede gustar...