Actualidad

jueves, junio 06, 2019

Ibaguereños alistan los trajes típicos para sus niños en esta nueva versión del Folclor

Como Andrés y Camila, son muchos los niños que por esta época en sus colegios y jardines comienzan alistarse para los tradicionales folcloritos, luciendo el bello traje típico tolimense que cada año engalanan a los colegios, calles, centros comerciales y cada rincón de la ciudad.
Ibaguereños alistan los trajes típicos para sus niños en esta nueva versión del Folclor

Como Andrés y Camila, son muchos los niños que por esta época en sus colegios y jardines comienzan alistarse para los tradicionales folcloritos, luciendo el bello traje típico tolimense que cada año engalanan a los colegios, calles, centros comerciales y cada rincón de la ciudad.

Pese a que no haya plata para comprar para los grandes, los padres dicen que es importante que el niño sienta el folclor, aprenda de las tradiciones, las costumbres, las comidas de una región que se siente orgullosa de sus ritmos y bailes.

Lea también: Ibagué se lució con el lanzamiento del 47° Festival Folclórico Colombiano en Bogotá

Por eso Ángela Ramírez, propietaria de uno de los negocios más tradicionales de la tercera, como es la Feria del Libro, dijo que “desde hace un mes comenzó a venderse los implementos para el traje típico como las alpargatas, los sombreros y los trajes, que se confeccionan con tiempo y sobre medidas para los niños y niñas”.

“Sin embargo, para los adultos se venden ponchos, rabo e gallos, sombreros, que los compran las empresas para su empleados en cantidades de 100 o más, con el fin de hacer las rumbas” dijo Ángela.

“Igualmente, ahora la moda es que las empresas manejan los colores para los vestidos de mujer, como son los tonos  fucsias, verdes o naranjas”.

“Pese a que la situación económica de la ciudad no es la mejor por el desempleo, la mayoría de los adultos les dan la prelación a los niños para que esos días de folclor luzcan el traje típico”, dijo Ángela Ramírez y aunque no entregó precios señaló que “los vestidos valen de acuerdo a los implementos que lleven, pero más el de las mujeres”.

Puede interesarle: Destinan $500 millones para reforzar la seguridad durante las festividades de junio

Por eso esta mujer de tez blanca, de ojos grandes y negros e hija de un reconocido comerciante ya fallecido Jeremías Ramírez, dijo que ningún niño puede quedarse sin su caballito y su poncho en esta nueva versión 47 del Festival Nacional del Folclor, dónde además se espera que todos los ibaguereños, tolimenses y turistas celebren en paz y con mucha alegría, porque no se puede dejar perder esas maravillosas y hermosas tradiciones de nuestra tierra.



También te puede gustar...