Opinión

martes, abril 27, 2021

No, No y No. A la tributaria

Una noción desde la política fiscal y económica colombiana. La reforma tributaria no puede convertirse en la justificación de salvación, a los malos manejos económicos y fiscales de la nación.
No, No y No. A la tributaria

Por Jesús Alberto Saavedra Barrios


En Colombia, las reformas fiscales han estado sujetas a los procesos sociales y de transición, que ha vivido el país. Los momentos, las necesidades y las situaciones, han enmarcado la política económica de muchos gobiernos a lo largo de los años, en su desarrollo fiscal.

Desde 1991 en adelante, los gobiernos de paso han implementado diferentes métodos y técnicas, para maniobrar con la estabilidad económica del país. La apertura económica, abrazada del Neoliberalismo, ha abierto la posibilidad de descentralizar el modelo económico, estableciendo una perspectiva menos proteccionista y más aperturista.

Sin embargo, con la recuperación de territorios mediante la descentralización como eje gubernamental, nos muestra, que la política económica de cobijar todas las regiones, no es eficiente. Por lo cual, el aperturismo económico que se promueve a nivel nacional, da la posibilidad de importar mucho más de lo que se exporta, Interfiriendo profundamente en la economía nacional.

Si bien, la política fiscal siempre es y será impopular, su importancia en la gobernanza es de gran envergadura. Puesto que, de dicha política fiscal, se sustraerá presupuesto para la inversión social. De tal manera, que el gobierno de paso, tenga la posibilidad de operar la balanza entre el déficit y la inflación.

Ahora… ¿Entonces, por qué no a la reforma tributaria?

No, no y no. La reforma tributaria no puede convertirse en la justificación de salvación, a los malos manejos económicos y fiscales de la nación. Los malos procesos económicos del país, han extendido el déficit y la deuda. Consigo mismo, el desempleo ha aumentado en los últimos años y más con motivo de la pandemia. Por lo cual, el momento coyuntural que vive la nación ha derivado el aumento de parámetros como la pobreza, el desempleo y la descomposición social. Es así, que una reforma tributaria que pretenda gravar diferentes aspectos de la cotidianidad nacional, será un golpe aniquilador para gran parte de la economía nacional.

Por eso… No, no y no. A la tributaria.

Abogado.



También te puede gustar...