Opinión

domingo, febrero 02, 2020

Mucho gusto Tolima, mi nombre es sindeptol

Hablar de sindicalismo en el Tolima siempre será un lugar común, no en vano los orígenes del sindicalismo Colombiano están umbilicalmente unidos al desarrollo de la lucha política y social gestada tempranamente en el Departamento del Tolima. Por: José Gabriel Tobar Tribin
Mucho gusto Tolima, mi nombre es sindeptol

Hablar de sindicalismo en el Tolima siempre será un lugar común, no en vano los orígenes del sindicalismo Colombiano están umbilicalmente unidos al desarrollo de la lucha política y social gestada tempranamente en el Departamento del Tolima.

Si bien los orígenes de lo que a la postre conocemos como organización sindical, aparecen en Colombia a mediados del Siglo XIX, constituidas en su mayoría cómo instituciones religiosas y políticas, es para comienzos del Siglo XX, que aparecieron en nuestro Departamento el “Sindicato Agrícola de Fresno” (1910) y el “Sindicato de Profesores y Maestros del Tolima” (1918); luego en 1930 cuando llega al poder el partido liberal, comienza una era de oro para el sindicalismo Colombiano, pues se expidió la Ley 83 de 1931 sobre organización sindical, con ella se distinguieron claramente los derechos del sindicato de base y se sentaron los cimientos sobre los diferentes tipos de sindicatos; luego, durante el primer mandato del expresidente Tolimense Alfonso López Pumarejo, el sindicalismo recibe el primer gran respaldo de un Gobierno Nacional, desarrollándose la Ley 10 de 1934 que define lo que se entiende por “Contrato de Trabajo”, en 1935 se fundó la primera central obrera CST (Confederación Sindical de Trabajadores) y en 1938, mediante la Ley 69 se crea el Ministerio de Trabajo, Higiene y Previsión Social. Posteriormente en mayo de 1948, se promulga en Bogotá la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, complementada en 1969 por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la cual en su artículo 16 contempla la Libertad de Asociación, que comprende la posibilidad de establecer asociaciones de tipo común, tales como Político, Religioso, Cultural, Social, Deportivo, Económico y por supuesto Laboral.

Hoy en día la ley define cuatro tipos de sindicatos, entre los cuáles encontramos los sindicatos de oficios varios, que se encuentran conformados por trabajadores de diversas profesiones disímiles; los sindicatos gremiales, que se encuentran formados por personas con un mismo oficio o profesión; los sindicatos de industria o rama de actividad económica, constituidos por individuos que prestan sus servicios en diferentes empresas de la misma industria o rama de actividad económica; y finalmente los sindicatos de empresa, que están conformados por personas con diferentes oficios, especialidades y profesiones, los cuáles prestan sus servicios en una misma empresa, establecimiento o institución. Adicionalmente, los sindicatos en Colombia se encuentran clasificados en 3 grados diferentes así: sindicatos de primer grado, que son los sindicatos de empresa, gremiales, de industria o actividad económica, generales o de oficios varios; sindicatos de segundo grado, que son aquellos sindicatos formados por otros sindicatos, es decir, agremiaciones de sindicatos, más conocidos como Federaciones; finalmente, encontramos los sindicatos de tercer grado, en este nivel encontramos las agremiaciones de Federaciones, es decir, las Confederaciones, de las cuáles sólo existen siete a nivel nacional.

Las clasificaciones anteriormente relacionadas resultan muy útiles para contarle a los Tolimenses que nuestro Sindicato de Empleados Públicos del Departamento del Tolima – SINDEPTOL, es una organización sindical de primer grado y a su vez el único sindicato de empresa que existe en la Gobernación del Tolima, agrupando a la fecha al 55% de los funcionarios pertenecientes a su planta central y contando tan sólo con cinco años de existencia (fundado en 2014), convirtiéndose así en uno de los sindicatos de primer grado de mayor crecimiento en Colombia.      

Queremos agradecerle a tan prestigioso medio de comunicación digital de carácter regional, por brindarnos éste espacio para darnos a conocer y presentarle a los Tolimenses una modesta reseña semanal sobre los temas que en nuestra opinión, constituyen las principales conquistas laborales que justifican nuestra respetuosa, fructífera y pacífica lucha sindical.

No puedo terminar sin lamentar profundamente el sensible fallecimiento de Don Fabio Barragán Cortés el pasado domingo, suceso que constituye sin lugar a dudas, una irreparable pérdida para el Sindicalismo Colombiano; se nos adelantó en el camino un luchador incansable por los derechos laborales y sociales del Magisterio, paz en su tumba y todo nuestro respeto y solidaridad para con sus familiares.

Hasta una próxima oportunidad, tengan todos ustedes una excelente y productiva semana.

José Gabriel Tobar Tribin

Abogado Especialista en Derecho Administrativo

Presidente - SINDEPTOL



También te puede gustar...