Opinión

sábado, enero 09, 2021

Me gané un balotico pero no me lo pagan en Gana Gana

Me compré el Baloto el 30 de diciembre pensando que sería otro el 1 de enero del 2021. Pero me fui a cobrarlo y empezó una procesión. Por Óscar Viña Pardo.
Me gané un balotico pero no me lo pagan en Gana Gana

El pasado 30 de diciembre cuando hacía diligencias en el centro comercial Acqua compré en el puesto de Gana Gana un billete de Baloto, automático con revancha, pensando como muchos colombianos que el 2021 sería diferente. 

Ya el 3 de enero cuando el día estaba más tranquilo y sabía que las diligencias a realizar eran por la ciudad decidí revisar en internet mi premio mayor, es mejor ir a la fija. Puse el número ganador y ¡oh sorpresa, me lo gané, me lo gané!, empezaba el año con pie derecho. 8.500 pesos servirían para comprar el boleto, esta vez del premio mayor. 

Mi primera vuelta fue en Acqua nuevamente, llegué con la cara de ponqué hermoso que me caracteriza aunque el tapabocas no deje ver mi sonrisa de oreja a oreja. Con el distanciamiento social debido, esperé mi turno para reclamar mi premio en donde me sobraban 700 pesos para un cubano. 

La señora del Gana Gana muy amable me indicó que ellos no pagaban premios en ese punto de la ciudad. Resignado entonces salí a realizar las otras vueltas, barrios Ferias, Yuldaima, 21 con 5. Una a una fui tachando las tareas designadas y cada vez que encontraba un punto Gana Gana me bajaba a reclamar el premio.
Pensaba en mi cubano con mucho bocadillo por dentro. 

En cada punto la respuesta fue la misma, lo siento pero no estamos autorizados a pagar los premios de Baloto. 

Ya de regreso con el billete ganador comprado en Gana Gana en la billetera, sin poderlo cobrar, llegué a la 37 con 8 y vi otro Gana Gana. La señora fue clara: los premios de baloto solo se pagan en la oficina central. ¿Sabe quién sube? Nadie. 

Lo bueno es que Pan Mariquiteño, la panadería tradicional de esa zona del barrio Gaitán la tenía al lado y la tentación me pudo, cubano y pera fueron el premio de consolación que tuve por las tareas desarrolladas durante el día. 

Al llegar a casa llenito, contento de esos sabores tradicionales que evocaban mi infancia ya eran parte del inventario de las cosas ricas que debía comer en el año, llegué con la billetera llena... de papeles pero con cara de ponqué. 

Cobraré ese Baloto quién sabe cuándo, lo único cierto es que la paridera para quienes confían en la empresa de apuestas debe hacerlos reflexionar sobre la oportunidad en el pago de premios, porque para recibir la platica cuando uno va a comprar no ponen pero alguno. 

Tengo un ahorro de 8.500 pesos y apenas lo cobre iré nuevamente a comprarme un cubano, o me lo pagan o termino gordito.

Cubano: Amasijo dulce con bocadillo o dulce de guayaba por dentro y su cara de color café con azúcar. 



También te puede gustar...