Historias

sábado, marzo 07, 2020

El peligro de las redes sociales

El caso ocurrió en Aguadas, Caldas. La adolescente al final no aguantó más y le contó a los papás lo que estaba sucediendo.
El peligro de las redes sociales
Fotografía suministrada por la Policía

Un llamado a los padres de familia en general para que monitoreen las cuentas de redes sociales de los hijos menores de 18 años de edad hacen las autoridades de Caldas, luego de conocerse el caso de una menor de 14 años que aceptó como amigo en Facebook a una persona de 26 años que poco a poco se ganó la confianza de toda la familia. 

La situación se salió de control cuando los padres autorizaron que la infante viajara hasta Medellín a visitar al amigo universitario. Una vez en el lugar fue violada y vendida a un grupo de personas. Además de amenazarla con un arma de fuego para que consumiera estupefacientes.  

Puede leer la buena noticia para el planeta. Se salvó el loro orijeamarillo

El presunto abusador luego viajó a Aguadas donde compartió con la familia, La niña  guardó silencio debido a las amenazas de muerte que repetía cada vez que tenía un encuentro con el. 

Al final la niña no aguantó más y en conjunto con su mamá denunciaron el caso en la Comisaría de Familia que en coordinación con la Fiscalía activaron protocolos dando captura del sujeto que ahora será procesado por proxenetismo con menor de edad, acceso carnal, acto sexual con persona puesta en incapacidad de resistir, y actos sexuales con menor de 14 años.  
 
Tomado del diario La Patria: 
Para los padres
•    *Acompañamiento constante por medio del uso de herramientas de control parental para monitorear los contenidos, contactos, conductas y los tiempos de conexión a Internet.
•    *Hablar con ellos acerca de los riesgos a los que se exponen en línea, específicamente frente a la trata y la explotación sexual.
•    *Conversar sobre las estrategias que usan los tratantes, abusadores y explotadores para contactar (o captar) a sus víctimas en internet, como ofrecer dinero, darles regalos, pedirles que guarden secretos, fotos o información personal, invitarles a fiestas, solicitar fotos o videos en poses o actividades sexuales.
 
Para los niños
•    1. Le contaré a mi adulto de confianza si algo me hace sentir triste, asustado o confundido.
•    2. Le preguntaré a mi adulto de confianza antes de intercambiar información como mi nombre, dirección y número de teléfono.



También te puede gustar...