Opinión

sábado, septiembre 07, 2019

Tengo derecho a no ser reanimado

RCP. Esta práctica médica lleva más de 30 años en nuestro país, pero es poco conocida por pacientes y familiares. ¿Porqué los médicos no explican este derecho a sus pacientes? Por Óscar Viña Pardo. Director Creativo de Lunarvi.
Tengo derecho a no ser reanimado

Tuve la oportunidad en una serie de televisión de ver una escena que me conmovió. Una hija ingresa al hospital con su madre quien estaba ya en fase terminal de un cáncer sin signos vitales. Los médicos iban a empezar el proceso de reanimación cardiopulmonar y preguntaron si autorizaban que se le realizara  este procedimiento. Juana, la hija dijo que NO, ella había firmado un consentimiento donde pedía no ser reanimada.

Le pregunte entonces a mi esposa, que es abogada, si eso era permitido en Colombia y me informó que desde hace más de 30 años, contemplado además en la  Ley 6 de 1991, por medio del cual se reglamenta el trabajo de los anestesiólgos.

Quise entonces indagar más sobre el tema y me encontré con un artículo muy interesante en una revista científica de la Universidad Javeriana (haga click en este enlace donde al médico anestesiólogo y magister en Bioética,  Fritz Eduardo Gempeier Rueda y la abogada especialista en Derecho Médico y Legislación en Salud. Directora de la Especialización en Derecho Médico de la Pontificia Universida)

Por ejemplo,  los malos resultados de la reanimación cardiopulmonar en Colombia desde hace más de treinta años hicieron que el ministerio de Salud, reglamentara las órdenes de no reanimación, otro de los derechos que tenemos los pacientes y que no conocemos. 

Los números no mienten, la supervivencia al salir del hospital luego de presentar un paro cardiáco está entre el 6,5% y el 20%. De los que sobreviven, la mayoría queda con daños reurológicos variables y alguna dependencia médica y limitaciones físicas. Aclara además el estudio que alrededor del 90% de los que sobreviven prolonga su vida quizás por una semanas, pero su calidad de vida es mala.

Indagué, entonces, con tres médicos de Ibagué, integrantes en su momento del Comité de Bioética del hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué E.S.E. sobre esta práctica y quedé sorprendido con sus respuestas, porque el mayor problema se registra en el desconocimiento de los médicos en estos temas, que deben ser repasados en las aulas de clase y en las IPS en las capacitaciones que realizan y lo más importante, socializados con los pacientes y sus familias, en especial los enfermos terminales o crónicos.

Puede leer: Punk, Ternura, ABA y Féstival esdrújulo: La meta del socialismo bueno, cómodo.

Las preguntas que nos hacemos desde el cronista.co entendiendo los contextos  son los siguientes: ¿Usted conocía que tiene derecho a no ser reanimado, y en qué casos?. ¿Le explican los médicos a los pacientes y sus familias este derecho cuando acuden a una consulta? ¿Socializan los pacientes con sus familiares este tipo de decisiones para que al llegar a ocurrir este hecho sea respetado su derecho? ¿Preguntan los médicos a los familiares del paciente en el momento de registrarse un código azul?.

De acuerdo al médico especialista en psiquiatra, Fernando Guzmán, los médicos no le explican este derecho a los pacientes  porque  no conocen el documento 'Voluntades  Anticipadas', promulgado  a nivel mundial por la FUNDACIÓN DERECHO A MORIR DIGNAMENTE.

 Cuando el paciente diligencia el documento VOLUNTADES ANTICIPADAS debe socializarlo con la familia. Tampoco lo hacen. Sin embargo sería importante indagarlo con los médicos que trabajan en cuidado intensivo.

El doctor Óscar Chamat García me respondió que usualmente no ocurre. En los protocolos de falla respiratoria de mi salud, está incluida está pregunta, pero revisando historias no se cumple.  2. En el código azul por lo general no hay familiares. Cuando hay, a veces se pregunta.  3. No hay un trabajo continuado al respecto como política institucional.

Finalmente, para Juan Antonio Ruiz, médico especialista en cardiología, expresa que "Desafortunadamente es un tema que los médicos no aplican para nada aquí en Ibagué. Eso ya está cambiando en otros sitios, no hay formación en las universidades en ese sentido, tienen un miedo intenso por no hacer de todo y si no lo hacen sienten que los van a demandar, porque las demandas han aumentado, pero yo creo que no hay comunicación efectiva entre el paciente, los familiares y el médico porque los médicos aquí no han tenido esa capacitación".

En Ibagué, los hospitales y las clínicas tienen ese tema vedado. Derecho a Morir Dignamente ha trabajado para oficializar legalmente, de acuerdo a la ley, lo que se llama voluntades anticipadas, que es una obligación del médico pero aquí no se respeta.

La mayoría de hechos de reanimación se derivan como consecuencia de una enfermedad mayor del paciente, hablamos de personas con enfermedades crónicas, adultos mayores en avanzada edad que han discutido del tema con el equipo médico, que conocen su situación y alternativas y el médico habla con la familia sobre si este paciente está en riesgo de presentar un paro cardiáco, porque al final quien decide si quiere sobrevivir, aun con mala calidad de vida es uno mismo.

Se entiende por órdenes de no reanimación, las decisiones concertadas entre los médicos y sus pacientes o representantes de no ser sometidos a una reanimación cardiocerebropulmonar en el evento de sufrir un paro cardiaco.  Sin embargo, debemos hacer claridad, como lo dicen los investigadores en su artículo, que una cosa es la orden de no reanimación y otra la voluntad anticipada definida como “el conjunto de preferencias que una persona tiene respecto del cuidado y futuro de su salud, de su cuerpo y de su vida, y que decide cuando está en pleno uso de sus facultades mentales, en anticipación a la posibilidad que en algún momento futuro se encuentre incapacitada para expresarlas y tomar decisiones por sí misma”

Sobre este tema hablarán el próximo 18 de septiembre en Bogotá donde se tiene previsto un foro por parte de la organización DMD. Los interesados pueden buscar en su página web.

Puede leer: Alcalde del Líbano sin liderazgo

ABC
Orden de no reanimar: Una orden de no reanimar u ONR, es una orden médica escrita por un médico. En esta orden se instruye a los proveedores de atención médica no realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP) si la respiración de un paciente deja de funcionar o su corazón deja de latir.

¿Qué es esto?

Una orden ONR se crea, o se establece, antes de que ocurra una emergencia. Una orden ONR le permite escoger si desea o no que le practiquen RCP durante una emergencia. La orden se refiere específicamente a la RCP. No tiene instruciones acerca de otros tratamientos, tales como analgésicos, otros medicamentos o nutrición.

El médico redacta la orden solo después de hablar al respecto con el paciente (si es posible), el apoderado o la familia.

¿Qué es la reanimación?

La RCP es el tratamiento que usted recibe cuando su circulación o la respiración se detienen. Puede incluir:

•          Esfuerzos simples como respiración boca a boca y presionar sobre el pecho

•          Electrochoque para reiniciar el corazón

•          Sondas de respiración para abrir las vías respiratorias

•          Medicamentos

Tomar la decisión

Si usted es un paciente terminal o si tiene una enfermedad que no mejorará, puede elegir si desea que le realicen la RCP.

•          Si en verdad desea recibir RCP, no tiene que hacer nada.

•          Si no desea RCP, hable con el médico respecto a una orden de no reanimar (ONR).

•          Estas pueden ser decisiones difíciles para usted y quienes están cerca de usted. No hay ninguna regla absoluta sobre lo que usted puede escoger.

•          Piense sobre el tema mientras todavía sea capaz de decidir por sí mismo:

•          Aprenda más sobre su enfermedad y qué esperar en el futuro.

•          Hable con el médico sobre los pros y los contras de la RCP.

•          Una orden de no reanimar puede ser parte de un plan de cuidados paliativos. El foco de estos cuidados no es prolongar la vida, pero sí tratar los síntomas de dolor o la dificultad respiratoria y mantener el bienestar.

•          Si ya tiene una ONR, siempre tiene derecho a cambiar de opinión y solicitar la RCP.

¿Cómo elaborar una orden de no reanimar?

Si usted decide que desea una ONR, coméntele a su médico o el equipo encargado de su atención médica lo que quiere. El médico debe acatar sus deseos o en su defecto:

•          Debe transferir sus cuidados a un médico que cumpla sus deseos.

•          Si usted es un paciente en un hospital o un hogar de ancianos, el médico debe estar de acuerdo en resolver cualquier conflicto para que sus deseos se cumplan.

•          El médico puede llenar el formulario para la ONR.

•          El médico escribe la ONR en su hoja clínica, si usted está en el hospital.

•          El médico puede indicarle cómo obtener una tarjeta para la billetera, una pulsera u otros documentos de ONR para tenerlos en casa o en un ámbito que no sea el hospital.

•          Puede haber disponibilidad de formularios estándar en el Departamento de Salud del estado.



También te puede gustar...