Editoriales

martes, agosto 04, 2020

El gobierno de corte social de Orozco

El Gobernador del Tolima hizo el más relevante anuncio de su administración, hasta el momento, y pese a no renunciar a las obras de cemento, dejó en claro que lo fundamental de su administración en las actuales circunstancias de pandemia es lo social; es decir, el ser humano.
El gobierno de corte social de Orozco

Sin presunciones y aclarando en tres ocasiones en su breve mensaje, que su decisión de la 'matrícula cero' durante su gobierno, no obedece a presiones de ningún tipo ni a circunstancias coyunturales. "Esta es una decisión de mi administración que nadie había planteado antes". 

Con esa advertencia, el mandatario seccional amarró las voces oportunistas que no faltan cuando de reclamar canonjías y premios se trata. En estas condiciones, esta acertada obra es única y exclusivamente de su gobierno "Unidos por el Tolima", que beneficiará a 13 mil estudiantes de los estratos uno y dos de la Universidad del Tolima y a 4.500 del Instituto Tolimense de Formación Técnica Profesional (ITFIP) de El Espinal. 

En nuestro criterio, este anuncio de matrícula cero hasta el año 2023, para los estudiantes más vulnerables, es un enorme alivio en las actuales circunstancias para las clases menos favorecidas, además de convertirse en un hito en el sector educativo a nivel nacional que debe ser valorado y reconocido, independientemente de cálculos políticos o malquerencias de parroquia. 

Consideramos que esta actitud del gobernador Ricardo Orozco, es una reafirmación de lo que hemos venido sosteniendo en el sentido de que se trata de un hombre con criterio o orientación social, de procedencia humilde que no olvida sus orígenes de presidente de junta de acción comunal del Cañón del Combeima, que se mantiene sintonizado con las necesidades de su pueblo: y que, además, es un gobernante abierto al diálogo, el debate y la discusión con los diversos sectores en busca de soluciones a los ingentes problemas que afrontamos.

El revelar que las obras de cemento son importantes para el desarrollo social de las comunidades, pero plantear la necesidad de remplazarlas en el momento por proyectos sociales ante las actuales circunstancias de la crisis sanitaria que vive el  mundo, es la actitud propia de una persona no dogmática, que prioriza las necesidades de la población, en este caso de la educación.

Estas posiciones, colocan a Orozco, como el aventajado de los pupilos de Óscar Barreto, en el escenario administrativo. Es el que sobresale en la toma de medidas que impactan realmente en la solución de problemas sentidos por las comunidades, frente a otros funcionarios que no despegan, y que, por el contrario, se han convertido en factor de división y que dejan dudas en la labor que cumplen. 

Se desconoce con exactitud los costos que representa para el departamento la matrícula cero para los estudiantes de la UT y el ITFIP, lo que se sabe es que se trata de la obra más importante y de demás impacto, en estos momentos donde según el propio mandatario en el departamento existen 81 mil desempleados y en Ibagué 91 mil, de los cuales 30 mil son jóvenes. 

Nos regocijamos con noticias positivas como esta de la 'matrícula cero', y destacamos a los funcionarios que las protagonizan como el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco.



También te puede gustar...