Destacadas

viernes, noviembre 20, 2020

Un alcalde que perdió la confianza

Haber permanecido la Alcaldía del Líbano durante largos años en Ley 550, es una amarga experiencia que la mayoría de los actuales concejales, no están dispuestos a que una situación similar se repita.
Un alcalde que perdió la confianza

Decisiones equivocadas del pasado cuando se aprobaban endeudamientos sin contar con estudios y análisis serios, para después despilfarrar o ejecutar obras de mala calidad, es un camino que la mayoría de los actuales concejales del Líbano no están dispuestos a permitir.

Así se desprende del caso reciente, donde el actual alcalde del Líbano Jesús Antonio Giraldo solicitó al Concejo facultades para tramitar un empréstito de cinco mil millones de pesos que tendrían como destino el arreglo de vías terciarias y la  compra de un buldózer.

La comisión de presupuesto del Concejo después de un ejercicio responsable, ni siquiera contempló la posibilidad de votar el proyecto en primer debate. La razón era sencilla, no cumplía con todos los requisitos que exige la ley. El proyecto según el estudio que se hizo en la comisión de presupuesto no contaba con viabilidad por parte del Ministerio de Hacienda.

Profundos vacíos

No aclaraba cuáles eran las vías o los puntos específicos que se iban a intervenir, tampoco el tipo de bulldózer a adquirir y menos saber el precio. Esa parte le causó cierta desconfianza a los concejales que hacen parte de la comisión de presupuesto, pues el proyecto con esos vacíos dejaba entrever serias dudas sobre su viabilidad técnica y financiera.

Además, tampoco se establecía el plazo, ni el porcentaje de los intereses, ni las garantías, ni la forma de pago y demás condiciones. En términos generales, el empréstito no cumplía con el lleno de requisitos del Acuerdo 005 de 2018.

Antes de que el proyecto fuera votado negativo, el ejecutivo termina retirando el proyecto pues era evidente que no cumplía con los requisitos para su aprobación.

Concejo comprometido

Seguramente en otras épocas y otros Concejos este tipo de proyectos pasaban sin ningún problema, pero aquí hoy hay un Concejo en su mayoría responsable, estudioso, comprometido, que quiere lo mejor para el Líbano y sobre todo que exige que se obre con transparencia, aquí no podemos seguir exponiendo la plata de los impuestos que pagan los ciudadanos”, dice la concejala Dana Castro.

Otro punto que carecía de consistencia en el proyecto era el relacionado con el tipo de trabajo. Simplemente decía “construcción de 18 kilómetros de cinta huella’, pues resulta que de acuerdo a las especificaciones existen tres tipos de placa huella. Por eso es clave que se sepa cuál es la que se va a construir. Ha ocurrido que se construye la más económica se hace pasar por la más costosa y al cabo de pocos meses la obra ya no existe.

Trago amargo

Lo cierto es que el alcalde Giraldo pasa un trago amargo por cuenta de que las mayorías del concejo municipal han perdido la confianza en él. Recordar que el alcalde Giraldo en el pasado mes de abril fue imputado por la Fiscalía 34 como presunto responsable de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público y prevaricato por omisión, además de otras investigaciones que están en curso.

Alcalde y secretario de Planeación, dejen de manipular al campesinado libanense con sus mentiras. Ustedes embelesaron al campo para llegar al poder pero no tienen ni la más mínima intención de cumplirles, entre otras cosas porque en su Plan de Desarrollo apenas destinaron el 1,6% del presupuesto para este sector, o ya se les olvidó?” concluye la concejala Castro y agrega que “La incompetencia, las mentiras y la falta de planeación del alcalde Jesús Antonio Giraldo Vega y el Secretario de Planeación Yamit Mendieta, son realmente para reflexionar.”



También te puede gustar...