Destacadas

domingo, agosto 01, 2021

La frustración de Linda Perdomo al fracasar condecoración a Óscar Barreto

Concluyeron las sesiones del Concejo Municipal de Ibagué sin pena ni gloria, salvo el rescate de algunos debates de control político adelantados por la oposición, donde hasta una condecoración al exgobernador Óscar Barreto se embolató.
La frustración de Linda Perdomo al fracasar condecoración a Óscar Barreto

Fiel a su conducta y a su escarcha de política voluble, maleable, cambiante y mutable, la concejal Linda Perdomo, del partido de los Verdes, escogió como compañero de viaje a Brayan Escandón, conservador barretista, para tomarse un café, y bajo sus deliciosos y embrujados aromas proponerle la condecoración con la máxima distinción que otorga el Concejo local, al exgobernador del Tolima Óscar Barreto. 

La concejal Verde ¿o de cualquier color? dio en el blanco con el invitado, pues para nadie es un secreto la entrañable amistad y confianza que une a Escandón con Barreto, y qué mejor para iniciar esta empalagosa opereta de zalamería y lambonería que con una persona de los adentros del proyectado homenajeado. Este sería el aliado perfecto para el cabildeo que se proponía la señora Perdomo. 

Una vez logrado este fácil e inevitable acuerdo, aparece en escena Arturo Castillo, presidente del Concejo, conservador choquista, a quien también le suena la idea de la condecoración y aprovecha para organizar un tour en una vans con ocho concejales más,  con el fin de tener audiencias y reuniones con altos funcionarios del gobierno Duque, y de paso conocer al portero de turno del Palacio de San Carlos, así no tuvieran claros los objetivos del paseo. 

Pero en el recorrido Ibagué-Bogotá, Castillo recordó que sus invitados eran bueno comilones y que tenía que llevarlos a desayunar porque no podían llegar con hambre a la capital. Antes de ingresar a la gran ciudad, hicieron una escala en la Vaca que Ríe, famoso paradero, donde los concejales dividieron gustos de paladar con huevos al gusto, carne sudada, bistec a caballo, caldos de costilla y de pajarilla, este fue el que más pidieron, chocolate, café en leche y almojábanas con queso. 

En medio de este suculento desayuno y cuando algunos se encontraban un poco atragantados, el anfitrión les soltó la idea de la condecoración a Barreto; de inmediato los cubiertos se silenciaron, hubo miras de desconcierto entre algunos de los comensales, en otros de discreta alegría, pero en el fondo, no hubo unidad ni acuerdo para la iniciativa de la concejal Perdomo secundada por Escandón. 

Es más, uno de los presentes en la mesa, se paró al baño y con la discreción del caso, llamó a Rubén Darío Correa y le contó la historia con detalles. Este sin pensarlo un instante, le dijo a su contertulio: “Si ustedes promueven esa iniciativa, me voy con un megáfono, me paro en una esquina de la 12 con tercera y denunció lo que se piensa hacer con un personaje tan polémico y sub júdice. Llevo también una mesa y allí extiendo todos los sumarios que existen en la Fiscalía y la Corte Suprema contra Óscar Barreto”.

El interlocutor de Correa solo atinó a dar las gracias y a colgar el celular. 

Epílogo de la historia. Este sábado 31 de julio del 2021, concluyeron las sesiones ordinarias del Concejo de Ibagué, y la proposición de la promovida condecoración no fue presentada. 

La concejal Linda Perdomo, promotora de la idea, quedó triste y acongojada por no haber cumplido con su deseo de ver en el pecho de Óscar Barreto, brillo de la medalla. Posiblemente se le humedecieron los ojos por la frustración que sintió al no cuajar el tan anhelado homenaje.    

Pero siendo sinceros, este tropiezo no significa nada para la concejal de los Verdes, Linda Perdomo, si tenemos en cuenta que desde hace más de una década ocupa su curul, y desde entonces, sin ningún sonrojo o miramiento, se ha entendido y apoyado las administraciones de todos los colores y sabores, la de Jesús María Botero, Luis H. Rodríguez, Guillermo Alfonso Jaramillo y ahora la de Andrés Hurtado.

Le da lo mismo prenderle una vela a Dios y otra al diablo. 

Lo importante es que los puestos y los contratos fluyan para sostener la fami-empresa política ¿o politiquera? 

¡Qué vivan los Verdes! ¡Vivan, los azules! …¡rojos…morados o negros!

Pero a todas estas cabe preguntarnos ¿qué pasó con las mayorías bien aceitadas que tiene en el concejo la coalición de gobierno de Hurtado? ¿Qué pasó con el monopolio del poder que tiene el barretismo en el departamento? Sino ‘vibraron’ sacando adelante una condecoración a su jefe en el concejo, mucho menos serán capaces de sacar a lbagué de la olla en que se encuentra.



También te puede gustar...