Región

jueves, mayo 21, 2020

La ‘asesoritis’ en Alcaldía del Líbano

No acaba de pasar un escándalo cuando le aparece otro al Alcalde del Líbano. Ocho contratos en plena pandemia que suman 152 millones de pesos, vuelven a poner en el ojo del huracán esta administración municipal.
La ‘asesoritis’ en Alcaldía del Líbano

De escándalo en escándalo. Así la está pasando la administración del alcalde del Líbano, Jesús Antonio Giraldo.

Primero, fue el bochornoso hecho protagonizado por el Secretario de Planeación, quien en estado de embriaguez irrespetó a la policía. Después apareció en escena el controvertido contrato por 417 millones de pesos del ‘Centro Día’, para atención al adulto mayor, contrato al que se le han hecho serias observaciones, tanto que la Contraloría se vio obligada a realizar una auditoría exprés.

 Posteriormente surge el polémico tema con la contratación de los asesores del Plan de Desarrollo, que por las primeras versiones conocidas al parecer es fiel copia del PDM de Natagaima, de la administración anterior. (El Cronista.co prepara informe especial.

De nuevo, vuelve y juega el alcalde cuando es protagonista nacional en el festejo inusual que hizo con motivo de la celebración del cumpleaños del municipio, donde violó todos los protocolos; viene luego la imputación de cargos al alcalde Giraldo por parte de la Fiscalía ante denuncia de un supuesto hecho de corrupción que tuvo ocurrencia en el primer año de gobierno de su primer mandato 2012-2015. A la par de este hecho, se devela el caso de nepotismo, cuando el hermano del secretario de Planeación es favorecido con un contrato en el Instituto Municipal de Deportes, Ilider.

Ahora, como si eso fuera poco, aparecen nueve contratos otorgados a igual número de personas por un monto total de 152 millones de pesos.

El inconformismo expresado por varios sectores de la ciudadanía libanense, se refiere a que no se justifica que en una situación de crisis como la actual, la Alcaldía se dé el lujo de hacer contrataciones que serían innecesarias en los actuales momentos.

La concejala Dana Castro quien se ha convertido en la voz cantante y valiente en el control político, pues ha denunciado buena parte de las posibles irregularidades en que ha venido incurriendo la administración municipal, dice al respecto que “Al parecer, algunos contratos no se están haciendo con la transparencia que se deberían realizar, pareciera que se estuvieran pagando favores políticos”

A este inconformismo se agrega que de los nueve contratistas, solo uno es del Líbano, los restantes son foráneos, entre ellos, llama la atención el abogado contratista Jaime Alberto Leiva quien salió favorecido con dos contratos, uno por cuantía de 24 millones de pesos para asesorar al Alcalde en actividades jurídicas, y el otro por 27 millones de pesos en Emser (Empresa de Servicios Públicos), aquí el objeto del contrato dice que su contratación es para la defensa judicial y asesoría jurídica de la empresa.

Los contratos tienen una duración que va entre los cuatro y seis meses. El Cronista.co trató de conocer su opinión al respecto, pero no fue posible.



También te puede gustar...