Destacadas

domingo, enero 24, 2021

Hillary Rojas, la tolimense con el mejor puntaje en las pruebas Saber 11

"No es cuestión de suerte como dicen algunos, es de trabajo, disciplina y dedicación", expresa Hillary, que obtuvo 492 puntos de 500 posibles.
Hillary Rojas, la tolimense con el mejor puntaje en las pruebas Saber 11

Hillary Rojas Rodríguez es una espinaluna que, con tan solo 16 años, ya es motivo de orgullo no solo para su familia, sino también, para todo el departamento del Tolima. Ella obtuvo 492 puntos de 500 posibles en las pruebas Saber 11 del año 2020. Así, tan cerca del puntaje perfecto, fue la mejor bachiller del departamento en tan importantes pruebas. 

Hillary nació en Ibagué, pero lleva casi toda su vida en El Espinal. Es la hija única de un abogado y de una ingeniera de sistemas que, con esfuerzo y trabajo, lograron sacarla adelante y enseñarle que todo es posible con dedicación y disciplina. 

Relata que desde su etapa de preescolar llegó al colegio Santo Domingo Savio, una institución privada de El Espinal. "El proceso académico ha sido excelente. Nunca hemos tenido grupos con más de 30 estudiantes. Los profesores son muy buenos, porque más que docentes, se convierten en amigos. Eso ayuda mucho, aunque no se crea", apunta Hillary. 

Sin embargo, la pandemia el coronavirus, que llegó en el último año de su proceso escolar, trajo consigo el reto de la educación virtual. "Nos hemos quejado de la virtualidad, pero creo que también hay que verle el lado bueno a las cosas. Gracias a la virtualidad me puse a buscar grupos de estudio, grupos en facebook, para ayudarme en la preparación para el ICFES. Me encontraba con muchachos de todo el país con la misma intención de esforzarse, y creo que eso se notó, porque a nivel nacional los puntajes mejoraron muchísimo", acota Hillary. 

En ese sentido, enfatiza en que "muchas personas como yo, le hemos sacado todo el provecho posible a la virtualidad. Me trasnochaba hasta las 2:00 de la mañana estudiando con los grupos. Hasta que mis papás ya iban y me decían que no más, que a dormir", relata entre risas. 

De acuerdo con Hillary, en los dos meses anteriores a la prueba intensificó su preparación, pues era consciente que, si quería acceder a una de las mejores universidades, debido a sus posibilidades económicas, la única opción era ganarse una beca. 

"Eso no es cuestión de suerte como dicen algunos, es de trabajo, disciplina y dedicación. Yo era consciente de eso", enfatiza.

A lo largo de su etapa en el colegio, a Hillary siempre le llamó la atención asignaturas como biología y química. Por eso mismo, su deseo ahora es estudiar medicina en la Universidad de los Andes o en la Pontificia Universidad Javeriana. 

"La beca que me brinda el estado es con cupos limitados y son muy solicitados. Estoy pendiente de saber si el Gobierno me puede ayudar, porque también toca costear la manutención, alimentación, vivienda, transporte, materiales", agrega. 

Hillary aprovechó la oportunidad para enviarles un mensaje a los estudiantes de grado 11 que este año afrontarán las pruebas Saber: 

"Estudien, prepárense, tengan muchas ganas de aprender. Al final como se dice, la educación es lo único que no nos pueden quitar. Si quiere salir adelante, con esfuerzo todo se puede. Yo lo hice así y se vieron los resultados", concluye. 



También te puede gustar...