Opinión

viernes, febrero 07, 2020

Harold alcanzó a salir de Wuhan antes de la alerta sanitaria

Harold es una ibaguereño de pura cepa, hijo de doña Betty, la propietaria de la academia de Multiritmos. Ahora en China pasa en su apartamento esperando que el coronavirus les devuelva la vida de antes. Por Óscar Viña Pardo. Director creativo de Lunarvi
Harold alcanzó a salir de Wuhan antes de la alerta sanitaria

Mijo devuélvase para Ibagué, devuélvase para Ibagué le dice doña Betty todos los días a su hijo Harold Vargas, uno de los tolimenses que viven en China y que lo tiene en jaque por cuenta del coronavirus una enfermedad que deja más de 20 mil infectados y 425 fallecidos de acuerdo a la OMS. 

 Le puede interesar:  la historia de vida del negro tiene tumbao Harold Vargas cuando vivía en Ibagué 

Su angustia se refleja en la voz en esos mensajes que le envía vía wasap todos los días a su hijo, doña Betty la dueña de Multiritmos, la academia que queda en la 23 con carrera 5. Vive en la zozobra de saber que su hijo tiene una experiencia difícil de afrontar y aunque ya no está en Wuhan, ciudad donde empezó la epidemia del coronavirus, China está toda en alerta máxima. 

El tumbao de Harold el bailarín profesional que trabajó en Ibagué en Bodytech y Multiritmos es una historia aparte. Muchos de sus alumnos en la capital musical aun lo hallaban en Wuhan, pero por cosas de trabajo, un empresario se lo llevó hace algunos meses a su club de música en Changchun capital de la provincia de Julin.  

Elcronista.co habló con Harold vía wasap y nos envío un video que compartimos con ustedes donde nos cuenta que desde hace 10 días el gobierno Chino ordenó mantenerse resguardados en sus casas hasta nueva orden. “La situacion por acá no es facil, es complejo puesto que cada dia que pasa crece el numero de enfermos y desafortunadamente también los que pierden la vida, y aunque existe un número pequeño de personas que se ha recuperado no es sinónimo de esperanza”. 

… No me imagino que sería de mi vida, donde me hubiera quedado en Wuhan. Hemos seguido todos los protocolos de seguridad. Permanecer en nuestras casas, mantener con tapabocas.  Si salimos a hacer mercado no podemos demorarnos tanto, el gobierno dio la orden que en China nadie trabaja, por eso  la mayoria están resguardadas en sus hogares, las calles son solas, nadie sale por temor al contagio. 

Todos están atentos a un estornudo, esa acción que para nosotros en los memes solo causa risa, en ellos causa pánico y miedo. El club cerró sus puertas y su dueño les informó que hasta nueva orden podrían trabajar, mientras tanto a jugar cartas, ver películas y pasar el tiempo encerrado en su apartamento con sus compañeros de viaje, una rusa, una ucraniana y una pareja de cubanos. 

Sus ahorros se agotan pero tiene para sobrevivir más de un mes porque no quiere regresar, esta maravillado con la cultura oriental y pese a los llamados de doña Betty Harold se la juega por continuar en China, un país que le reconoce el tumbao al negro que tanto quieren en Ibagué. 



También te puede gustar...