Columnistas

lunes, septiembre 21, 2020

¡Dejen de protestar! ¡Malditos piojosos!

¡Dejen de protestar! Si atiborran la circulación vial llegaré tarde a mi destino, debo entregar 14 hojas de vida, presentarme a 8 entrevistas, adular a 3 políticos y rogar al altísimo para depurar estos 4 años de desempleo. Por: Kevin Herney Castañeda Vargas
¡Dejen de protestar! ¡Malditos piojosos!

¡Dejen de protestar! Si obstruyen la circulación llegaré tarde a mi cita médica, duré 9 meses sacándola, presenté 3 tutelas, insulté a 20 administrativos, aún no me autorizan algunos exámenes y creo que el cáncer ya hizo metástasis.

¡Dejen de protestar! Si bloquean las calles llegaré tarde para ver el noticiero de las 12:30. Desde la comodidad de mi sofá espero obtener información sobre la tal proliferación de las masacres, a fin de cuentas ¿quién los mandó a ser negros, indígenas o campesinos y a nacer en alguna zona periférica del país? A lo mejor, algo habrán hecho.

¡Dejen de protestar! La proliferación de los GAO-Residuales, los GAO y los GDO son el resultado de la codicia humana, nada tiene que ver el hecho de que hicieran trizas los acuerdos, de hecho, nos salvamos de ser como Venezuela. 

¡Dejen de protestar! No hay que preocuparse por la concentración de poder en el ejecutivo ni la debilidad del sistema de pesos y contra pesos, es algo que permite la constitución, además, no creo que el señor presidente use para beneficio propio el control que hoy posee sobre la fiscalía, la procuraduría, la defensoría del pueblo y la presidencia del senado.

¡Dejen de protestar! El tratamiento de la pandemia ha sido eficiente, aunque el resultado de las pruebas se demore 15 días en llegar, existe control y claridad sobre las cifras de contagios y un diagnóstico oportuno. Además, pese a que las mipymes estén quebrando sistemáticamente, el sistema de créditos es eficiente y garantista de la recuperación económica.

¡Dejen de protestar! Aunque el señor Iván Duque dé mil pasos en falso, no conecte con su pueblo, haga declaraciones o actos provocativos o parezca terco, torpe, tozudo y arrogante, tiene dignidad de presidente.

¡Dejen de protestar! Si obstruyen el flujo vehicular no podré llegar al banco, es mi última oportunidad para abonar algo del crédito que saqué y así evitar que me embarguen la casa.

¡Dejen de protestar! Si cuestionan a las instituciones de la seguridad, son ustedes enemigos de la patria. Los 10.000 falsos positivos en los últimos 20 años o los casi 1.500 casos de abuso policial registrados en el último semestre, son el resultado de simples manzanas podridas.

¡Dejen de protestar! Así el túnel de la línea, el puente Pumarejo, la carretera entre la Espriella y el Río Mataje o el canal del dique estén diseñados bajo la lógica “de la periferia al centro”, El PND sigue preocupándose por el desarrollo regional y enfrentando el centralismo.

¡Dejen de Protestar! El crédito a Avianca fue respaldado por criterios técnicos, objetivos y bajo la premisa de obtener buenos intereses, a fin de cuenta nuestro presidente trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo, es un genio en asuntos de crédito y nada de esto tuvo que ver con vínculos familiares o intereses políticos. 

¡Dejen de protestar!  Mientras ustedes que sí tuvieron educación pierden el tiempo en las calles, mi hijo, quién no la tuvo, se la pasa produciendo. Trabaja 14 horas diarias por $21.000 pesos en chapinero.

En últimas, mientras ustedes, piojosos, andrajosos y desadaptados pierden el tiempo bloqueando la movilidad y pidiendo no se qué al gobierno, yo y los ciudadanos de bien, que somos más, seguiremos con nuestra eterna cotidianidad, como la pulga en el poema de Eduardo Galeano “Soñando con comprar un perro” “Soñando con salir de pobres”.

Por: Kevin Herney Castañeda Vargas, Politólogo U. del Tolima



También te puede gustar...