Aldea

viernes, mayo 22, 2020

Contraloría de Ibagué sí encontró graves irregularidades

Este viernes, el concejal Rubén Darío Correa sorprendió con la revelación del documento que contiene la auditoría exprés, que hizo la Contraloría Municipal a la Alcaldía de Ibagué, sobre recursos invertidos en el marco de la emergencia sanitaria. En total son 15 observaciones, unas son graves.
Contraloría de Ibagué sí encontró graves irregularidades

Como en el dicho popular que, 'entre cielo y tierra no hay nada oculto', el concejal Rubén Darío Correa, obtuvo a través de un anónimo, el extenso documento, son 42 páginas, donde la Contraloría Municipal hace serias observaciones a la Alcaldía de Ibagué, sobre presuntas irregularidades en la compra y entrega de kits alimentarios, en el marco de la pandemia de Covid-19.

Mientras la Contraloría General de la República en su informe del día jueves 21 de mayo dijo que hasta el momento la Alcaldía de Ibagué no presentaba sobrecostos en la contratación de elementos para la atención en medio del coronavirus, la Contraloría Municipal, de acuerdo al documento hecho público este viernes en sesión virtual del Concejo de Ibagué, por parte del Concejal Correa, se da cuenta de varias inconsistencias que, a nivel de observaciones, encontró el ente de control local.

Llama la atención, y es a partir de ahí que  empiezan a surgir varios interrogantes, pues el 4 de mayo, el contralor municipal, Iván Darío Delgado Triana le envía el informe de observaciones al alcalde Andrés Fabián Hurtado.

“Atendiendo denuncia del concejal Javier Mora y medios de comunicación, donde se informan de presuntos sobrecostos en el contrato 0236 de 2020”.  Tiene que ver con la compra de 52 mil mercados a la empresa Mercacentro.

En la misiva, el Contralor Municipal le indica al alcalde Hurtado que, en un término de 10 días hábiles, contados a partir del recibo del informe, es el plazo que tiene para controvertir las observaciones que hace la Contraloría Municipal. Así las cosas, ese plazo venció el pasado lunes 18 de mayo.

 Este viernes 22 de mayo, día en que el concejal Correa reveló el documento, han transcurrido 14 días y se desconoce si la Alcaldía en efecto, controvirtió o no dicho informe. A esta hora,  ni Alcaldía, ni Contraloría, han dicho esta boca es mía. (El Cronista.co, trató de tener versión de la Alcaldía, pero resultó infructuoso).

Si bien es cierto que la Contraloría Municipal habla de observaciones más no de hallazgos, las presuntas irregularidades que arroja la investigación no son de poca monta. Para el concejal Correa, de las 15 observaciones, dos de ellas tipifican un delito penal por un total de 706 millones de pesos.

“En el acápite de ‘Presuntos sobrecostos’, el ente de control local informa que se determinó “incidencia disciplinaria, penal y fiscal”, por valor de 681 millones de pesos”, explica el cabildante.

Ante esta situación Rubén Darío Correa se formula varios interrogantes: ¿El Contralor General de la República conoció este informe?. ¿Cuándo saldrá el informe definitivo?. ¿Cuál de los entes de Control tiene prevalencia? ¿Contraloría General o Municipal?. ¿Es cierto que los investigadores que proyectaron este informe fueron cambiados de cargos como han informado medios de comunicación?

Una pregunta adicional, que se plantea este portal es, ¿por qué la Contraloría, sobre todo con un informe hecho de manera juiciosa y rigurosa como se puede observar, no hizo público el informe, incluso con el Concejal que puso la denuncia?

La Alcaldía habría asumido el pago de los impuestos que le correspondían a Mercacentro

Si bien son varias las anomalías dictaminadas en la auditoría exprés adelantada por la Contraloría, sin duda alguna, la más grave tiene que ver con el sobrecosto en el contrato que ascendería a 681 millones de pesos. Esto se debe a que la Alcaldía le habría pagado a Mercacentro 13 mil pesos de más en cada uno de los 52.000 kits nutricionales.

Según el informe preliminar, el detrimento patrimonial se habría dado por los costos de retención de la fuente y estampillas que la Administración Municipal asumió, cuando, debieron correr por cuenta de Mercacentro. "No es admisible que la Alcaldía Municipal reconozca y pague al contratista el 2,83% de "impuestos y pagos legales", puesto que estaría asumiendo el pago de los impuestos a cargo de Supermercados Mercacentro, los que hacen parte de su tributación y que son causados en virtud a la utilidad por este al suscribir el contrato No. 0236 de 2020", señala la Contraloría de Ibagué.

En ese orden de ideas, el ente de control apunta que, es improcedente que ese 2.82% sea incluído en el contrato como costos operativos, cuando es claro que la Alcaldía está favoreciendo al contratista e incurriendo en un posible detrimento del erario. Además, toca el tema referente de las estampillas del contrato, que cuestan el 3,72% y también habría costeado la administración de Hurtado, y no la empresa de Carlos Alvarado.

"El grupo auditor considera inviable el cobro efectuado por Mercacentro al respecto de estos dos factores que forman parte del costo operativo, por lo cual determina rechazar los mismos, y efectuar un cálculo de posible sobrecosto excluyendo los mismos, tomando como referencia después de estos factores un 6,95% de costo operativo", cuestiona la Contraloría, que a su vez agrega que, después de cotejar los precios al público en puntos de venta de Mercacentro, cada mercado estaría sobrevalorado en  $13.112.

¿Se perdieron 232 mercados,  24 millones de pesos?

Otro de los puntos álgidos en el documento de la Contraloría, refiere a 232 mercados que la Alcaldía indicó haber entregado a la comunidad, pero que, al consultarle a sus beneficiarios, desmienten la versión de la Administración Municipal. Esos cientos de kits nutricionales que costaron más de 24 millones de pesos, a la fecha no aparecen por ninguna parte.

"El grupo mediante la técnica de llamada telefónica, efectúo un total de 1.500 llamadas a los beneficiarios  de entrega de mercados, reportados por la Alcaldía de Ibagué, y entregados directamente por la empresa 4-27, indagándose sobre si se recibió o no el mercado, conforme a los reportes encontrados en las diferentes llamadas se evidencia un total de 232 personas que manifestaron no haber recibido dicho MERCADO", advierte la Contraloría.

Es de recordar que, cada mercado fue facturado por la administración de Hurtado a $107.218, lo que significaría, que se habrían perdido cerca de 25 millones de pesos. Por esto la Alcaldía estaría vulnerando los derechos de planeación, transparencia, economía y responsabilidad contractual, estipulados en la Constitución Política de Colombia.

Queda entonces en el aire un grave interrogante: si entre 1500 llamadas más del 10% dice que no recibió ningún mercado, ¿Cuántos otros se pudieron perder entre el total de 52.000 kits nutricionales anunciados por la administración que 'Vibra'? Lo cierto, de acuerdo a la auditoría exprés, es que el detrimento patrimonial asciendería a 706 millones de pesos.

Fallas en la caracterización de los beneficiarios que recibieron mercados

En medio del denominado 'escándalo de los mercados', también arreciaron las denuncias ciudadanas que cuestionaban a la Alcaldía de Ibagué, por entregar las ayudas humanitarias a las personas más afines a su movimiento político. Al respecto, según el informe de la Contraloría, en algunos casos sí hubo errores en la planeación y transparencia de la caracterización adelantada por la Administración Municipal.

"Se pudo evidenciar que en algunos sectores tales como Milagro de Dios, las planillas fueron firmadas por el beneficiario con anterioridad a la entrega de los mercados. De la misma manera se evidenció que en la invasión del barrio Las Delicias la caracterización por parte de la Gestora Urbana presentó debilidades en atención a que no se hizo previa a la entrega si no en el mismo momento de la entrega... Así las cosas se concluye que esta debilidad puede generar que se entreguen mercados a población que no lo necesite y se legalice con dichas planillas", arguye la auditoría exprés.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, y algunas otras observaciones hechas a contratos también celebrados en medio de la pandemia, la Controlaría Municipal le hizo 15 observaciones a la Alcaldía de Ibagué, como lo evidencia la siguiente tabla:



También te puede gustar...