Destacadas

miércoles, abril 07, 2021

Alteraciones emocionales en la mujer aumentan con la pandemia

La mujer por su condición de género que ya la hace vulnerable, su afectación emocional, social y económica, se agudizó más en pandemia. Por eso se requiere mayor atención oportuna y eficaz.
Alteraciones emocionales en la mujer aumentan con la pandemia

Por  * Flor Elisa Murcia

Hemos experimentado el último año grandes cambios en nuestro estilo de vida, otros hábitos, nuevos proyectos, acomodación, adaptación y aceptación de situaciones y experiencias que llegaron con la pandemia, algunas de ellas positivas y otras más bien críticas y difíciles para todos, sin embargo, para la mujer por su condición de género que ya la hace vulnerable, su afectación emocional, social y económica, se agudizó más en pandemia.

La salud mental de la mujer preocupa, pues  en pandemia los hogares se han convertido en un espacio en donde todo ocurre, la crianza  de los hijos, el colegio y lo que implica la responsabilidad escolar  para que los hijos asistan a sus clases virtuales, atiendan la clase y  cumplan con sus tareas,  atender una familia en el cuidado de actividades básicas cotidianas incluido el cuidado de  abuelitos, o personas con alguna discapacidad mental o física, organizar el funcionamiento de la casa para  todo,  además de esto, tener que trabajar con calidad  para conservar el empleo con la productividad laboral que se le exige de lo contrario será despedida, y todas aquellas que viven la crisis del desempleo, que son parte o si no todo el sustento de una familia.

Se suman problemas que han existido siempre pero se han agudizado en pandemia ya sea por el confinamiento o por la misma situación atípica que se vive en cada hogar, los casos de violencia de género,  en donde muchas de ellas tienen que vivir con su maltratador, violencia sexual, maltrato físico y verbal de los hijos  hacia las madres, y todo tipo de conflictos intrafamiliares en donde lo que más falla es la  comunicación y la deficiencia en la regulación de emociones, y pues se adicionan también los agravios que vienen también desde el trabajo, con acoso laboral o sexual, o desde el ámbito social con todo tipo de discriminaciones que han existido por la condición de ser mujer y que se han visualizado más en tiempos de pandemia .

Por toda esta problemática psicosocial en torno a la mujer, se hace prioritario que más entidades estatales inviertan recursos para proyectos de atención oportuna y eficaz  en salud física, mental, sexual y reproductiva,  programas de emprendimiento, aumento de los servicios de salud hospitalaria, condiciones laborares idóneas, combatir el desempleo femenino, y brindar en general todo el apoyo integral para que pueda resurgir en medio de la crisis, y ganar el espacio importante y reconocimiento  que se merece en nuestra sociedad.

Para ellas, y ya comprendiendo su condición, también se hace  necesario que cada mujer luche con entereza, que no se dé por vencida pese a la adversidad, que cada crisis la visualicen como una oportunidad, con una visión optimista y con un estilo de afrontamiento adecuado ya sea de cambiar o solucionar  lo que se pueda, y de aceptar lo que sea inmodificable gestionando las emociones frente a la situación, y empoderándose cada día más desde su rol de mujer, volviéndose líder en todo, demostrando que es capaz de hacer muchas cosas y que nada le queda grande.

Amándose, y valorándose  para que no permita que nadie pase por encima  de sus derechos, preocupándose por su belleza física sin verla una obsesión sino por sentirse linda para ella y teniendo en cuenta que ser atractiva está en su personalidad y no en su belleza exterior; siendo independiente tanto en su proyecto de vida como en lo emocional, entendiendo que su felicidad no está en una pareja  sino en ella misma, y que sola o acompañada, la decisión de estar bien en todos los aspectos depende de ella  y de nadie más. 

  • Fundación Rescatando Vidas


También te puede gustar...