Destacadas

jueves, junio 10, 2021

Alcalde Hurtado no respondió sobre anomalías en construcción de las piscinas de la 42

Durante la presentación este jueves de las obras realizadas en el estadio Murillo Toro, se esperaba que el alcalde Andrés Hurtado respondiera a las veedurías ciudadanas, sobre las denuncias que han hecho de anomalías consignadas en la licitación para la construcción de las piscinas de la calle 42.
Alcalde Hurtado no respondió sobre anomalías en construcción de las piscinas de la 42

Las seis veedurías que hacen parte de RedPort se quedaron esperando que el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado en el momento que hizo mención de la obra  de las nuevas graderías y adecuación de las piscinas de la calle 42, se refiriera a las observaciones que han formulado y que la Secretaría de Infraestructura ha pasado por alto..

Durante el discurso, el alcalde Hurtado se limitó a hacer alusión de que encontró unas obras desfinanciadas y abandonadas, destacó que con lo hecho en el estadio,  Ibagué da un paso definitivo en el propósito de convertirse en la ciudad epicentro del deporte, con un complejo moderno donde se realicen eventos de talla mundial, lo que permitirá generar más empleo y turismo.

Hoy cumplimos el sueño de dejar nuestro estadio en las mejores condiciones, para que Ibagué no tenga que envidiarle nada a otras ciudades. Aquí se van a realizar eventos deportivos y culturales que van dinamizar la economía de miles de personas y nos va a dar renombre a nivel nacional”, indicó el Alcalde.

Las obras realizadas contemplaron el mantenimiento de la grama, mejoramiento de las tribunas occidental, norte y sur; además de la rehabilitación de baños y pisos, adecuación en las zonas de comidas, taquillas y la pintura de los entornos, lo mismo que se intervinieron la sala de prensa, camerinos de futbolistas y árbitros, oficina de la Conmebol, control de doping, salón recogebolas, enfermería, gimnasios deportivos, graderías, entre otros espacios. En los próximos días será puesta la pantalla gigante.

El camerino con toque azul

Uno de los camerinos nuevos, auxiliar, no se salvó del toque azul, el color preferido del alcalde de Ibagué. Cuentan que hubo inconvenientes en este punto de la obra porque la idea era mantener unos colores uniformes donde primara el vino tinto y oro, pero el alcalde impuso la idea de que uno de los camerinos tenía que llevar el color azul, como efectivamente ocurrió. Aquí la foto.


Lo cierto es que durante el discurso, el Alcalde Hurtado lució nervioso, insistió en los lugares comunes de poner el espejo retrovisor, con un tono más gritón que reconciliador volvió a insistir que se deben dejar los odios y trabajar unidos. Para algunos, el comportamiento del Alcalde Hurtado deja ver cierta preocupación por el proceso de revocatoria de su mandato que en este momento adelanta un grupo de ciudadanos.



También te puede gustar...