Cultura

viernes, diciembre 25, 2020

¿Sabe por qué celebramos la Navidad un 25 de diciembre?

Pese a las circunstancias de la pandemia del Covid-19, la tradición navideña sigue intacta no obste las dificultades para celebrarla, especialmente por las medidas de confinamiento que se tomaron debido al incremento de los casos de contagio en Ibagué.
¿Sabe por qué celebramos la Navidad un 25 de diciembre?

La tradición y los hechos históricos que enmarcan esta fecha siguen inalterables, ni la crisis sanitaria que vive el mundo ni el incremento de contagiados en el Tolima, especialmente en Ibagué, y las medidas de confinamiento que se tomaron para Navidad (2020) y Año Nuevo (2021).

La celebración familiar reunidos en casa, como es costumbre, se cumplió sin mayores complicaciones, infortunadamente sin la pompa de los años anteriores, donde la algarabía, las carreras para saludar a los familiares y  vecinos no se cumplió en la mayoría de los casos, de todas maneras se cumplió para dar paso al día de pascual que es el principio del génisis del mundo católico.   

Según la tradición popular, celebramos la Navidad el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús de Nazaret, figura central del cristianismo y una de las más influyentes de la cultura occidental. 

Sin embargo, no existen registros históricos fiables de que Jesús nació esa fecha específica ni en el Nuevo Testamento ni en el Antiguo Testamento. Es probable que a lo largo de la historia los Papas hayan elegido el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con la intensión de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas.

Cuando estaba reinando el emperador Constantino el Grande, legalizador de la Iglesia Cristiana y responsable de que extendiera por todo el mundo, se propuso que el 25 de diciembre se celebrara el nacimiento del Salvador por su coincidencia con el festejo romano llamado Sol Invictus.

El festejo Sol Invictus era una celebración del dios indo-iraní Mitra, muy difundido para la época, y que se representaba en la figura del sol. La Iglesia Católica vio que por esas fechas el fervor religioso era grande y quiso la celebración del nacimiento de Jesús.

Así mismo ya se comenzaban a interpretar algunos pasajes bíblicos en el sentido del Cristianimo: “sol de justicia” que habría brillado “con la salud en sus rayos” (Malaquías 3,20). Jesús, durante su predicación, dijo que “Yo soy la luz del mundo” (Jn 8,12). De esa relación entre las celebraciones religiosas el Cristianismo quiso tomar esa fecha y fijarla como la del nacimiento de su profeta.

Según otra teoría, en el Judaísmo hay una idea de que los profetas de Israel tienen una "edad integral", según la cual la fecha de muerte de sus profetas coincide exactamente con la de la concepción de los mismo. Es decir que su muerte será la misma fecha de su concepción.

Si se tiene en cuenta que la muerte de Jesús fue el 25 de marzo, y partiendo del hecho de que fue a los 33 años exactos de vida, el nacimiento fue nueve meses después de la concepción, es decir el 25 de diciembre. De ahí que se celebre en este día.



También te puede gustar...