Actualidad

miércoles, junio 22, 2022

Ex FARC reconocen el dolor causado a las víctimas y los fines económicos detrás de ello

Carlos Antonio Lozada, ex integrantes de las FARC, declaró ante la JEP haber ordenado secuestros con fines económicos.
Ex FARC reconocen el dolor causado a las víctimas y los fines económicos detrás de ello

Esta mañana, en una nueva jornada de la audiencia del caso 001 de la JEP, integrantes del último secretariado de las FARC asumieron su responsabilidad en la utilización de civiles secuestrados como mercancías para exigir un pago por sus liberaciones.

“Al secuestrado se le rompe su privacidad. Tuvieron que sortear marchas forzadas, la alimentación no fue ajustada a la salud, su régimen de vida era cooptado, no se tenía ninguna consideración humana”, reconoció Milton de Jesús Toncel, alias Joaquín Gómez. Además de confesar haber ordenado secuestros que afectaron a cientos de familias.

Julián Gallo, conocido entre las FARC como alias Carlos Antonio Lozada, confesó que “muchos estuvieron secuestrados por la organización, cambiado su vida y la de sus familias, no solo por perder durante años a sus seres queridos, sino también por la pérdida de bienes para pagar rescates y en algunos casos saber que muchos ya habían muerto en cautiverio”.

“Nos perdimos cometiendo actos contra los derechos humanos y por eso esperamos se entienda que estamos haciendo un acto de contrición que sirva de cimiento a una sociedad en la que las diferencias se hagan con diálogo”, agregó el ex militante de las FARC.

Reflexión compartida también por Pastor Alape: “Venimos con el corazón dispuesto a asumir nuestra responsabilidad, toda la disposición de reparar a las víctimas, con las sanciones que aplique el tribunal. Sabemos que con esto no se revive, ni se sana a las víctimas, pero queremos que se nos perdone, pero sin olvidar que cometimos hechos vergonzosos.”

Las victimas

En medio de la audiencia, se tomó la palabra Diva Cristina Díaz, hija de Juan Antonio Díaz Calderón, comerciante secuestrado en 1998 por las FARC. Allí contó la historia del secuestro de su padre y otros familiares, además de la ejecución de su padre a manos de un sicario, después de su liberación.

“Ustedes señores de la guerrilla acabaron con mi familia, los perdono, pero estos hechos no deberían haber ocurrido”, señaló la víctima al finalizar su intervención ante la JEP.

Información: Revista Cambio



También te puede gustar...